Público
Público

La prima de riesgo termina la jornada en los 494 puntos

Tras bailar toda la jornada alrededor de los 500 puntos, al final cierra por debajo. El IBEX sube un 2,41%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La prima de riesgo de España, que mide el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo,  se ha reducido hoy en 13 puntos básicos, desde los 507 que marcaba en la apertura hasta los 494 que registraba al cierre. Según los datos de mercado, la prima de riesgo española no cerraba por debajo de los 500 puntos básicos desde el pasado 25 de mayo, cuando se situó también en los 494.

A media jornada, había atravesado esa cota tanto en alza como en descenso, por la falta de concreción de las medidas anunciadas hoy por el Banco Central Europeo (BCE). El principal índice del mercado español, el IBEX 35, ha ganado 151,10 puntos, el 2,41%, hasta 6.418,90 puntos, nivel perdido al comienzo de la semana pasada. Las pérdidas anuales bajan al 25,07%.

Tras caer por debajo de 500 puntos básicos a media mañana por primera vez después de nueve días, el sobrecoste que los inversores exigían por la compra de deuda española en vez de alemana se mantenía por debajo de esta cota hasta que el presidente del BCE, Mario Draghi, ha explicado las líneas de la política del organismo en las próximas semanas.

El descenso que ha experimentado hoy por la prima de riesgo es consecuencia de una caída de la rentabilidad del bono español a diez años, que se ha reducido hasta el 6,282 % desde el 6,33 % de esta mañana, y de un incremento de la de su homólogo alemán hasta el 1,335 %.

Draghi ha garantizado hoy que la entidad monetaria adjudicará liquidez ilimitada a un interés fijo hasta comienzos de 2013, y ha mantenido sus previsiones de contracción económica para 2012 al tiempo que ha revisado a la baja sus pronósticos de inflación para este año y 2013.

Según explica el jefe de la mesa de deuda de Ahorro Corporación, Javier Ferrer, se esperaba un mensaje de relajación con respecto a la liquidez del mercado, y en vez de eso el BCE ha vuelto a dejar la solución de los problemas en manos de los políticos, 'que no tomarán medidas monetarias hasta que se solucionen las diferencias políticas'. Con ello, Ferrer hace referencia tanto al resultado de las elecciones de Grecia del 17 de junio como a las discrepancias sobre el modelo para recapitalizar la banca europea.

Además, añade Ferrer, aunque era poco probable que el BCE bajara los tipos de interés, ha habido cierta decepción por el hecho de que el BCE no ha bajado los tipos ni ha dejado entrever cuándo podría abordar una nueva rebaja.

No obstante, la confianza de los inversores acerca de alcanzar una solución para la recapitalización de la banca, hacía caer de nuevo a la prima de riesgo, que cerraba la sesión en los 494 puntos básicos.

Los mercados llevan dos días de cierta relajación, lo que contrastaba con la situación de la semana pasada, cuando los mercados se convulsionaron por las dudas que genera la economía española. El riesgo de rescate aún no se ha disipado —junio se barrunta clave en ese sentido—, pero estos días impera una relativa tranquilidad. 

En las dos semanas precedentes, las dudas sobre la permanencia de Grecia en la zona del euro y el proceso de recapitalización de la banca española situaban el riesgo país de España en máximos históricos intradía, en concreto llegó a tocar los 548 puntos básicos, aunque su cierre más alto, el 30 de mayo, fue en 538 puntos básicos.

En este contexto y con la prima de riesgo a la baja, el Tesoro español se enfrenta mañana de nuevo a los mercados en una subasta en la que el Tesoro espera captar hasta 2.000 millones de euros en distintas emisiones, entre ellas una a diez años.