Público
Público

Protesta por el intento de arresto del líder opositor venezolano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cientos de venezolanos protestaron el viernes contra el intento de arrestar al principal líder opositor, acusado de corrupción, en una multitudinaria marcha que llenó una gran avenida de la ciudad petrolera Maracaibo.

En una muestra de unidad, los principales dirigentes de la fragmentada oposición venezolana participaron en la concentración y hablaron contra la posibilidad de que priven de libertad a Manuel Rosales, en lo que han dicho se trata de una persecución política del presidente Hugo Chávez.

"Lo que quieren hacer a Manuel Rosales no es un juicio, es un linchamiento político", dijo el alcalde metropolitano de Caracas en la marcha, donde los manifestantes agitaban fotos de Rosales, el principal rostro de los adversarios al proyecto socialista que abandera Chávez.

La Fiscalía Pública pidió el jueves a los tribunales una medida de privación de libertad para Rosales, ex candidato presidencial y actualmente alcalde de Maracaibo, la segunda mayor ciudad del país.

El viernes, la Fiscalía solicitó trasladar el caso del petrolero estado Zulia, en el occidente del país, donde Rosales tiene un amplio apoyo.

Desde que ganó en febrero un referendo que le permite presentarse a la reelección tantas veces como quiera, Chávez ha actuado para restringir los poderes de los gobernadores y alcaldes de oposición, quitándoles atribuciones sobre puertos y aeropuertos, policías locales y hospitales.

"Los sigo porque estoy preocupada. Hoy son los puertos y aeropuertos y así, poco a poco, irán por la educación", dijo Eleana Nava, ama de casa de 40 años, en la marcha.

Chávez ha invertido fuertemente en educación, pero muchos adversarios temen que intente crear un currículo influido por su ideología socialista.

Rosales niega los cargos de que se enriqueció ilícitamente durante su etapa como gobernador del Zulia y dice que es una persecución judicial instigada por Chávez.

La corrupción es un gran problema en Venezuela, reconocido incluso por el presidente, aunque raramente se presentan cargos contra funcionarios o miembros del Gobierno.

Chávez dijo el año pasado que Rosales debería ir preso por "corrupto, mafioso y golpista".

El año pasado, el Gobierno utilizó investigaciones por corrupción para bloquear las candidaturas de decenas de opositores a las elecciones regionales, en las que el oficialismo ganó el 80 por ciento de los cargos aunque perdió algunas de las gobernaciones y alcaldías clave.

Más noticias en Política y Sociedad