Público
Público

El PSC aprovecha el tirón de González para impulsar la candidatura de Chacón

EFE

El PSC ha aprovechado hoy el tirón que tiene en Cataluña el ex presidente Felipe González para impulsar la candidatura para las generales de Carme Chacón, quien ha apelado al apoyo que Cataluña siempre dio a los gobiernos del histórico dirigente socialista para hacer ahora lo mismo el 9 de marzo.

El pabellón del Valle de Hebrón de Barcelona se ha quedado pequeño y veinte minutos antes del inicio del mitin del PSC se han cerrado las puertas del recinto, lo que ha obligado a muchas de las 7.000 personas que ha contabilizado la organización a quedarse fuera del pabellón, siguiendo las 'lecciones' de política internacional y económica de González a través de una pantalla gigante.

Mientras las pantallas de vídeo anunciaban la nueva fragancia que el PSC ha puesto a la venta al precio de un euro, muchos de los asistentes al mitin con problemas para encontrar sitio procuraban 'hurtar' alguna silla reservada para los periodistas.

El clima del mitin ha sido claramente de campaña electoral y Felipe, como le gusta llamar a la gente al ex presidente, ha recibido innumerables piropos nada más entrar en el recinto.

Chacón, que lucía un vestido premamá a cuadros grises y negros, acorde con su embarazo de tres meses, se ha sumado a los elogios y le ha llamado en más de una, de dos y de tres veces "guapo" a Felipe González.

La candidata ha dedicado casi la mitad de su discurso a destacar el legado de González y ha asegurado: "Por primera vez me di cuenta de que la política podía estar asociada a la felicidad y a la alegría" con la victoria socialista en 1982, cuando ella era "chiquitita".

"Es un sueño estar contigo, mucho de lo que soy se lo debo a Felipe", ha subrayado Chacón, que se siente hija de las posibilidades educativas que alcanzó España gracias a la gestión socialista.

Chacón ha admitido no obstante que su primera "mani" fue en contra del ministro Maravall, el que fue el primer titular de Educación del Gobierno de González a principios de los 80, aunque ahora la ya ministra cree que el Gobierno "tenía razón" y que ahora valora el esfuerzo de diálogo que se hizo con los estudiantes.

Por su parte, González ha dicho sentir "envidia" por la juventud de Chacón, y ha recordado que tiene la misma edad y condiciones -experiencia y capacidad de lucha- que las que tenía él cuando llegó al Gobierno en 1982.

Las ganas de escuchar a González de los miles de simpatizantes socialistas ha llevado incluso, cuando José Montilla ejercía de 'telonero' de González, a abuchear a una veintena de trabajadores de Frape que han lanzado octavillas y consignas en protesta por el cierre de su empresa en Cataluña.

Los trabajadores han sido rápidamente desalojados del recinto entre algunos empujones, pero sin ningún incidente remarcable.

El clima de campaña ha proseguido y González se ha embutido en su papel de 'mitinero' para dar una charla sobre la buena situación económica que vive España, pese a las incertidumbres, y criticar la política internacional y de gestión de Bush en Estados Unidos.

Metido en arenas de la alta política, González ha dedicado gran parte de su discurso a exponer su tesis de que la gestión económica de José Luis Rodríguez Zapatero y Pedro Solbes "se ha hecho bien".

Para González, el Gobierno de Zapatero presenta una gestión que le permite tener "más margen de maniobra para contrarrestar" una desaceleración económica.

Más noticias de Política y Sociedad