Público
Público

El PSC suaviza su perfil en el congreso del PSOE para evitar perjudicar a Chacón

EFE

La delegación del PSC acude al congreso de su partido hermano con la 'consigna' de suavizar su perfil propio para evitar que resurjan polémicas históricas que perjudiquen a Carme Chacón, que con su candidatura a liderar el PSOE protagoniza un reto histórico para el socialismo catalán.

Fuentes del PSC han explicado a Efe que el alcalde de Lleida y dirigente de la cúpula del partido, Àngel Ros, pidió en varias ejecutivas llevar las resoluciones del congreso del PSC al cónclave del PSOE, pero su propuesta no prosperó.

De esta manera, los socialistas catalanes han evitado cualquier referencia a una de las resoluciones claves de su congreso de diciembre, el voto diferente del PSOE en la Cámara baja en asuntos de especial interés para Cataluña, en sus enmiendas a la ponencia marco del cónclave que se celebra en Sevilla este fin de semana.

Este asunto, que deberá resolverse fuera del congreso de manera bilateral entre ambos partidos y que permitirá poner al día su protocolo de relaciones, levanta ampollas en algunos sectores del socialismo español cada vez que emerge y, según admiten fuentes socialistas, podría ser utilizado como un arma contra Chacón si se pone sobre la mesa en la recta final de su carrera hacia el liderazgo del PSOE.

Así, el PSC ha preferido apostar por un papel discreto y sin estridencias en una cita crucial para su historia: por primera vez aspiran a situar a una de sus dirigentes al frente del socialismo español como secretaria general.

Ya antes de postularse como candidata, la exministra fue cuestionada como potencial líder del PSOE por su pertenencia al PSC, un partido que, según destacados dirigentes del socialismo español, "se empeña en transmitir que no es el PSOE".

Chacón, tal y como admiten dirigentes del PSC, ha tenido que tejer equilibrios durante toda su campaña para evitar ese tipo de críticas, lo que le ha obligado en ocasiones a entrar en "posibles contradicciones" con lo que defienden sus compañeros socialistas en Cataluña.

Cuando menos, Chacón ha marcado distancias con el nacionalismo catalán y el concierto económico, y se ha distanciado al máximo de lo que fue el tripartito catalán y la relación entonces del PSC con ERC.

Hay que recordar que Chacón no estuvo en la gran manifestación de Barcelona en contra de la sentencia del Tribunal Constitucional, que laminó el Estatuto catalán.

En este juego de equilibrios, en el que el PSC también tiene un papel clave, los socialistas catalanes han optado por centrar sus enmiendas en una salida de izquierdas y social de la crisis, aunque han incluido también dos propuestas en las que acentúan su perfil federalista y catalanista.

En la primera de ellas, defienden el federalismo como "un pacto de convivencia que permite combinar la autonomía política de las partes y el trabajo por un proyecto de unión donde todos ganan".

En la segunda, reivindican el reconocimiento y la defensa del plurilingüismo en todo el Estado: "es bueno que el conjunto de españoles lo valore positivamente, haga suya esta riqueza y la defienda como propia".

Y prosigue el texto de la enmienda, al que ha podido acceder Efe: "Invertir en valorar las otras lenguas españolas no es una inversión intangible, es a favor de la educación, de la igualdad de oportunidades, de la cohesión social, del bienestar personal y colectivo y del respeto mutuo".

Los 101 delegados del PSC en el congreso federal de los socialistas españoles -la segunda delegación en importancia- no se reunirán hasta el mismo viernes, día del arranque del congreso del PSOE.

Así, el PSC emprenderá mañana su camino hacia Sevilla con la firme idea de no poner palos en las ruedas de la candidatura de Chacón, que el sábado podría hacer historia por partida doble: si vence en el congreso sería la primera mujer y la primera dirigente del PSC en convertirse en secretaria general del PSOE.

Por Cristina García y Carles Escolà

Más noticias de Política y Sociedad