Público
Público

El PSE y el PP descalifican a Landa por la ley de víctimas de la policía y el PNV la estudiará

EFE

El informe del director de Derechos Humanos, Jon Landa, en el que recomienda la aprobación de una ley de atención a las "víctimas de motivación política" ha sido hoy rechazado por los grupos del PSE y PP, mientras que el PNV ha pedido tiempo para estudiarlo.

Landa ha presentado hoy en el Parlamento Vasco el informe de otras víctimas de vulneraciones de derechos humanos derivados de la violencia de motivación política que, según ha dicho, cuenta con "el aval" del Gobierno Vasco, algo que negó la semana pasada la directora de atención a las víctimas del terrorismo, Maixabel Lasa.

En él se identifican 109 muertos y 538 heridos, víctimas policiales, en su mayoría casos ocurridos en los años 70, atribuidos a las Fuerzas de Seguridad del Estado, a agentes fuera de servicio, así como a grupos parapoliciales y de extrema derecha.

Además, incluye varios casos de muertos por tortura y menciona que hay entre 5.000 y 7.000 denuncias de torturas.

Landa ha afirmado que "el 95 por ciento de los casos analizados no tienen nada que ver con ETA" y ha pedido a los grupos que no den una lectura política al informe.

En todos los casos hay un nexo común, según Landa, la "impunidad" de los autores y "la soledad de las víctimas".

Las críticas al informe que ya se realizaron la semana pasada al conocer un avance del mismo se han reproducido hoy. Así, el representante del PP, Santiago Abascal, ha pedido la dimisión del consejero de Justicia, Joseba Azkarraga, y del director de Derechos Humanos, dependiente del Departamento de Justicia, por elaborar un informe que, según ha dicho, "es una vergüenza absoluta".

Abascal ha opinado que el informe "acredita la equidistancia repugnante de este Gobierno" y ha reprochado a Landa que incluya denuncias de torturas como la de Unai Romano "que fue condenado por falsificar sus informes médicos" y no haga referencia a la pistola que apareció en el comercio de su padre, el procurador del PP en Álava, Santiago Abascal.

El portavoz del PSE, Rodolfo Ares, ha criticado la "falta de rigor" del informe, ha dicho que supone "una humillación a las víctimas del terrorismo y a cientos de policías, guardias civiles y ertzainas asesinados" y ha opinado que Landa ha quedado "descalificado" para seguir al frente del cargo.

Landa ha recordado que su trabajo responde a un mandato parlamentario y ha dicho que tiene un carácter "preliminar", que podrá ser corregido.

Asimismo, ha defendido la rigurosidad del informe y ha citado algunos casos de víctimas policiales como el de Mikel Salegi que murió volviendo de una cena en el año 1974 después de recibir 17 tiros en un control policial de la Guardia Civil.

El director de Derechos Humanos ha negado las acusaciones de equidistancia entre víctimas y victimarios y ha dicho que el informe recoge "el deber de proporcionar una reparación a estas víctimas olvidadas durante tantos años".

Para ello, ha recomendado aprobar una ley de atención a las víctimas de violencia policial, la creación de una oficina de atención a estas personas y la constitución de una ponencia parlamentaria que analice sus necesidades.

EA y Aralar han respaldado el documento y el PNV ha pedido tiempo para estudiar "sus efectos y contenidos". No obstante, Ricardo Gatzagaetxebarria (PNV) ha opinado que "en el franquismo se cometieron muchas injusticias y no podemos dar la espalda a estos damnificados".

Más noticias de Política y Sociedad