Público
Público

El PSOE dice que "nunca conoció" la denuncia documental sobre el caso de Estepona

EFE

El PSOE ha asegurado hoy que la dirección regional "nunca conoció" ninguna denuncia basada en documentación que pudiera implicar al alcalde y a los concejales de Estepona (Málaga), ahora imputados en el caso "Astapa" contra la corrupción urbanística, y ha atribuido el asunto a la "condición humana".

La situación creada en este municipio malagueño a raíz de las últimas actuaciones policiales y judiciales fue uno de los asuntos que ha abordado hoy la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE, cuyo secretario de Organización, Luis Pizarro, ha defendido las medidas disciplinarias adoptadas por su partido.

Según ha explicado Pizarro en rueda de prensa, los "filtros y las garantías funcionan" en el PSOE para la elección de cargos, aunque ha admitido que lo que no pueden evitar es "la condición humana", a la que ha atribuido los presuntos delitos cometidos.

A propósito de una supuesta denuncia planteada por dos militantes del PSOE en 2006, antes de que el alcalde Antonio Barrientos fuera respaldado como candidato a la Alcaldía por los distintos órganos del partido, Pizarro ha sostenido que la dirección regional del partido "nunca conoció" ninguna denuncia basada en documentación que pudiera implicar al alcalde y a concejales.

"Si hubiera sido así le aseguro que nos hubiéramos a ahorrado muchos problemas. No hemos tenido nunca constancia documental que pudiera llevarnos a la decisión de no respaldar la candidatura de Barrientos", ha agregado.

El dirigente ha recalcado que su partido actúa en casos como estos "sobre pruebas y no sobre manifestaciones, aunque también ha afirmado que "tampoco hay constancia" de denuncias verbales.

La Comisión Ejecutiva Regional del PSOE ha respaldado las decisiones tomadas a nivel federal sobre los trámites de expulsión de los representantes y militantes socialistas implicados en este caso.

Se trata del alcalde, Antonio Barrientos, ya expulsado del partido, aunque el PSOE-A ha tramitado también a Madrid los expedientes de expulsión de Francisco Zamorano, concejal de Hacienda; María Victoria López Calderón, concejala de Educación; Marisa Rodríguez, concejala de Playas; Asunción López, concejala de Cultura; José Flores, militante y jefe de gabinete de la Alcaldía y del militante Juan Simón.

Muy distinta será, de momento, la suerte que corra el edil de Urbanismo de este ayuntamiento, Rafael Duarte (PSOE), que declaró inicialmente como imputado ante la Policía, aunque no ha sido detenido.

"Ha presentado su renuncia como concejal pero no vamos a aceptarla porque ha salido sin cargos. Si hay una decisión judicial en otro sentido habrá que analizarlo", ha manifestado Pizarro.

La intención de los socialistas es seguir gobernando en Estepona y mantener el actual pacto de gobierno formado por los socialistas, Partido Andalucista (PA), Izquierda Unida y el grupo "Estepona 2007".

Para ello, han nombrado una gestora, al frente de la cual está Juan Paniagua, presidente provincial del PSOE, a la que se ha dado poderes "suficientes" para poder actuar de manera "firme y contundente para llegar hasta el fondo y depurar responsabilidades".

La gestora trabaja ya en una auditoría interna, aunque la dirección socialista ha pedido a todos los cargos públicos implicados su renuncia al acta de concejal.

Además, el responsable de Organización ha arremetido contra los líderes de la oposición, Javier Arenas (PP) y Diego Valderas (IU), a los que ha acusado de tener "mucha cara dura" por pedir una comisión de investigación en el Parlamento por este caso.

Más noticias de Política y Sociedad