Público
Público

El PSOE dice haber recortado un 40% su distancia electoral con el PP

Un estudio encargado por los socialistas revela que el partido de Rubalcaba está a 8,8 puntos del PP. Achacan esta perspectiva a la rápida erosión del Gobierno

EFE

Un estudio encargado por el PSOE asegura que, en cuatro meses, los socialistas han recortado un 40% la distancia electoral con el PP, que ahora se reduciría a 8,8 puntos, debido, sobre todo, a la "oposición útil" pero contundente de los socialistas y a la rápida erosión de credibilidad del Gobierno.

Según este informe, al que ha tenido acceso Efe, los casi 16 puntos de ventaja que obtuvo el PP en las elecciones generales del 20-N se verían reducidos hoy por hoy a menos de 9 puntos, lo que haría que el grupo popular perdiera la mayoría absoluta que tiene en el Congreso.

Así, el estudio calcula que los conservadores tendrían ahora una intención de voto del 39,8%, casi 5 puntos menos que el 20-N, mientras que el PSOE rondaría el 31%, lo que supone un incremento de más de 2 puntos. Para elaborar este informe los socialistas han partido de los resultados en los comicios de marzo en Andalucía y Asturias, y los han comparado con los de las generales del 20-N y los de las municipales de mayo de 2011.

Así, concluyen que en Andalucía el PSOE tocó fondo en las municipales de hace un año con un 32% de los votos y, desde entonces, la curva es ascendente: un 36% de los sufragios el 20-N y rozó el 40% en las autonómicas de marzo. Mientras tanto, el PP ha perdido 8 puntos de ventaja en Andalucía en sólo cuatro meses, entre el 20-N y el 25-M, habida cuenta de que en las generales consiguió 9 puntos de ventaja y en las autonómicas poco más de un punto.

El informe ve en estos resultados "una clara tendencia a la recuperación del voto socialista dentro de la complicada situación electoral que todavía tiene que afrontar el PSOE". Una tendencia que se confirma también en Asturias, en donde el PSOE recuperó votos con respecto tanto a las generales como a las autonómicas del año pasado.

Las causas de estos cambios las sitúan los socialistas en la rápida erosión de la credibilidad del PP en el Gobierno y "la clara y contundente actuación de oposición del PSOE" en temas clave como la subida de impuestos, la reforma laboral, la amnistía fiscal, los presupuestos, los ataques a los derechos y libertades y los recortes en sectores como sanidad y educación.

Con esos mimbres, la dirección federal se reafirma en la línea de oposición que ha marcado su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, y cree que el PSOE está mucho más fuerte desde el congreso federal de Sevilla. Aunque se trata de comicios de diferente ámbito territorial, los socialistas interpretan que en el ciclo electoral 2011-2012 el voto ha estado condicionado por los mismos factores: la situación económica y la imagen general de los partidos.

En el caso de Andalucía, teniendo en cuenta que esta comunidad representa el 18% del electorado nacional, los socialistas observan una estrecha correlación con las tendencias de voto en el ámbito estatal y se muestran convencidos de que los resultados del 25-M en esa comunidad son un indicador fiable de lo que puede estar ocurriendo en todo el país.

Respecto a Asturias, el PSOE sostiene que es más problemático extrapolar sus resultados al ámbito nacional por la presencia destacada del Foro Asturias de Álvarez-Cascos en esa comunidad, que cambia sustancialmente la distribución del voto respecto a la que se produce en el resto del país. No obstante, constata que comparando el 25-M con las autonómicas de 2011, el PSOE ha ganado 2,1 puntos, mientras que con respecto a las generales de noviembre ha ganado 2,7 puntos.

Más noticias de Política y Sociedad