Público
Público

El pueblo se vuelca en la obra pese a la SGAE

Cientos de vecinos de Fuente Obejuna acudieron a dar su apoyo a los actores que ultimaban los detalles de la representación

RAFAEL VILLEGAS

El penúltimo ensayo de Fuenteovejuna mostró ayer a un pueblo completamente volcado con la que consideran, ahora más que nunca, su obra. Cientos de vecinos de Fuente Obejuna, en Córdoba, acudieron a dar su apoyo a los más de 300 actores que ultimaban los detalles de la representación, que tendrá lugar entre mañana miércoles y el domingo pese a la reclamación de derechos de autor de unos 5.000 euros que la SGAE ha hecho al Ayuntamiento. "Las medidas que tomemos, incluida la de recaudar el canon entre los vecinos, serán tras la obra. Ahora debemos centrarnos en esto", explica la alcaldesa, Isabel Cabezas.

En ello se afanan las 600 personas que colaboran para representar la obra, lo que supone un 10% de los habitantes del pueblo. El fragor de indicaciones a los actores voceadas desde un megáfono en la plaza Lope de Vega evidenciaba la tensión previa al ensayo general de hoy. Ángel Luis Martín, que interpreta a Flores, criado del Comendador, expresaba ayer la tensión y el enojo del amplísimo elenco en las horas previas al gran día. "El Comendador, este año, lo interpreta la SGAE", lamentaba Martín. "Hay gente en el pueblo que no tiene más relación con el teatro que esta función. Tiene que continuar", pedía Marisa Rodríguez, que interpreta a Jacinta, una criada maltratada por el Comendador.

La alcaldesa recordó que la obra, que se representa sin ánimo de lucro y cuyo presupuesto (de unos 200.000 euros), queda cubierto en gran parte por subvenciones, podría "correr peligro en el futuro" si se mantiene la exigencia del canon. "Yo no soy socio de la SGAE. No les pido que defiendan mis derechos", insistía Fernando Rojas, el director, que considera que, "al ser la obra una dramaturgia, no se pueden pedir derechos de autor".

Más noticias de Política y Sociedad