Público
Público

Sí quiero, pero...

Los partidos ven en el pacto anticorrupción del PP un "lavado de cara", pero están dispuestos a debatirlo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP envió el lunes una carta a todos los partidos para invitarlos a alcanzar un gran pacto nacional contra la corrupción. La misiva pone el acento en que 'los comportamientos irregulares de unos pocos no pueden extender un manto de descrédito para la vida pública'.

Los conservadores, que llevan nueve meses salpicados por el caso Gürtel, han reaccionado presentando un documento con 50 medidas entre las que se han prohibido, por ejemplo, recibir regalos o fraccionar los contratos.

Todo el arco parlamentario ha mostrado su buena disposición a la invitación. Los socialistas afirman que no tienen 'ningún problema en intercambiar impresiones y estudiar las medidas de forma conjunta'.

La número dos del PP, Dolores de Cospedal, considera prioritario el encuentro con el PSOE y pretende reunirse con todos los grupos.

El secretario socialista de Ciudades y Política Municipal, Antonio Hernando, no le va a poner pegas. Considera que ya hay 'suficientes leyes para evitar algunos comportamientos', pero afirma que 'por sentarse a hablar, que no quede'.

'No hay problema alguno en cambiar impresiones'

Pero, eso sí, le recuerda que en junio de 2008 el grupo socialista presentó un Código ético y de buena gestión en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y que se formó un grupo de trabajo liderado por Odón Elorza, alcalde de San Sebastián, que presentará sus conclusiones el próximo 15 de diciembre.

A juicio de los socialistas, habrá que estar pendiente también del articulado de la futura Ley de Bases de Régimen Local, que está en manos del vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves. Está previsto que vea la luz en el primer trimestre de 2010.

IU dice que más de diez propuestas de Rajoy son suyas

Tanto CiU como PNV tampoco ponen reparos a la cita. Aseguran que, si acuden los principales partidos políticos, ellos también asistirán. La secretaria de la Ejecutiva del PNV, Belén Greaves, lo confirma, aunque insiste en que lo realmente importante es 'cumplir la legalidad de forma más estricta'.

A unos meses de que se celebren las elecciones en Catalunya, dos escándalos de corrupción han convulsionado a la sociedad catalana: el caso Millet, por malversación de fondos públicos, y la operación Pretoria, una compleja red de tráfico de influencias. Los cimientos de PSC y CiU se han visto tocados. Por eso, desde CiU se muestran receptivos y adelantan que ellos siempre han participado en los pactos de Estado.

Cayo Lara y Mariano Rajoy, mientras, prevén reunirse próximamente para abordar la propuesta de IU de reformar la Ley Electoral. Desde la federación apuntan que, si en ese mismo encuentro se quieren debatir otros asuntos, no tienen inconveniente en hacerlo. Agregan que el 4 de noviembre ellos ya presentaron más de 20 propuestas para luchar contra la corrupción, y afirman que de las del PP, 'más de diez' son suyas'. Para esta semana tienen pensado presentar una proposición no de ley sobre este asunto. 'No vamos a seguir el juego a los conservadores. Ellos van a remolque nuestro', argumentan.

ERC ve 'intencionalidad política' en el PP

Y es que los partidos dejan entrever que el paso del PP es un gesto para lavar su imagen tras la relación que muchos de sus dirigentes mantenían con la trama de empresas de Francisco Correa. 'La sociedad lo juzgará', dice la peneuvista Greaves, que recuerda aquello de 'excusatio non petita, accusatio manifesta [excusa no pedida, acusación manifiesta]'.

Joan Ridao, el portavoz de ERC, sí que ve 'una intencionalidad política clara' en el paso dado por los conservadores teniendo en cuenta 'su responsabilidad en el caso Gürtel y en otros casos de corrupción, como en Baleares'. A él también le gusta echar mano de las frases en latín para explicar la situación que se está viviendo hoy día: 'Mutatis mutandis' ['Cambiando lo que se deba cambiar'].

El BNG sí cree que es 'evidente' que el PP está intentando recobrar su prestigio. Por eso Francisco Jorquera, su portavoz en el Congreso, considera que sería mejor que los conservadores tuvieran 'una actitud ejemplarizante a nivel interno' en vez de lanzar 'cortinas de humo' como con Sitel, el sistema de escuchas policiales que cuestiona el PP.

Al igual que UPN: 'Nosotros no tenemos ningún impedimento para hablar de medidas', dice el diputado foral Carlos Salvador. Mientras Coalición Canaria y Nafarroa Bai prefieren no pronunciarse hasta analizar el documento, en UPyD piden tiempo para valorarlo. 

Más noticias en Política y Sociedad