Público
Público

Räikkönen dice que Mónaco fue una carrera totalmente horrible

EFE

El finlandés Kimi Räikkönen (Ferrari) se lamentó hoy del resultado obtenido en el Gran Premio de Mónaco disputado el pasado domingo, en el que no logró sumar ni un solo punto al terminar noveno, con lo que perdió el liderazgo del Mundial de Fórmula Uno en favor del británico Lewis Hamilton (McLaren).

"Fue una carrera totalmente horrible. En ningún momento conseguí que los neumáticos tuvieran agarre. El coche era muy inestable, y apenas tenía visibilidad porque no pude ponerme a la cabeza en la salida", explicó el vigente campeón del mundo en su página web.

"Todo se me fue de las manos ya antes de la salida. No pudimos ajustar la rueda de atrás por un pequeño problema con la tuerca hasta que ya fue demasiado tarde, por lo que fui sancionado", añadió.

Räikkönen fue penalizado con un paso por la calle de garajes, lo que terminó con sus posibilidades de luchar por el podio.

"Después de la sanción simplemente traté de llegar a la meta y sumar los máximos puntos posibles. Honestamente, el quinto puesto y cuatro puntos hubiera sido un buen resultado, porque todos nuestros planes se habían ido al traste", confesó.

Sin embargo, lo peor aún estaba por llegar. A nueve vueltas del final, el piloto finlandés perdió el control de su F2008 y embistió por detrás al alemán Adrian Sutil (Force India), obligándole a abandonar.

"En cualquier otro lugar hubiera podido hacer algo, pero en un circuito urbano como éste, cuando frenas bruscamente y pisas un bache, pierdes el control. Sobre todo me fastidia por Adrian, porque sé cuánto le dolió", declaró.

Este incidente obligó a Räikkönen a pasar por "boxes" para cambiar el morro de su monoplaza, alejándole de la lucha por los puntos.

Más noticias de Política y Sociedad