Público
Público

Rafael Ribó: "Hay que pedir perdón e indemnizar a los afectados por las pelotas de goma"

El Sindic de Greuges critica la lentitud con la que se ha abordado el tema, la escasa colaboración de la administración en estos temas y ha destacado que el derecho a la manifestación es inalienable.

EFE

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, considera que las administraciones y las instituciones deben pedir perdón e indemnizar a los afectados por el lanzamiento de pelotas de goma, al comparecer hoy ante la comisión del Parlament que estudia los modelos de seguridad y orden público y el uso de material antidisturbios.

 Ribó, que ha cifrado en un mínimo de 6 las personas que han perdido un ojo como consecuencia del impacto de objetos que podrían ser pelotas de goma desde el año 2009 en Cataluña, ha lamentado la lentitud en abordar esta problemática, porque se ha tardado 4 años en presentar alegaciones como la planteada al Gobierno catalán sobre la moratoria en el uso de pelotas goma como material antidisturbios.

En su intervención, ha destacado que en el modelo de seguridad de orden publico en democracia, el derecho a la manifestación es inalienable, que no se puede recortar por motivos formales, y ha añadido que la autoridad que en democracia tiene el monopolio de la fuerza debe conciliar el derecho de manifestación con el derecho de terceros.

En la sesión, convocada después de que una mujer perdiera un ojo durante una manifestación en la huelga general del 14 de noviembre del pasado año, Ribó ha sido crítico con la información que se ha dado y se da sobre el uso de las pelotas de goma.

Para Rafael Ribó, hay poca credibilidad en la información oficial dada hasta ahora, y considera que en la democrática, esto debería ser algo importante para la comisión que estudia los modelos de seguridad y orden público y el uso de material antidisturbios.

Ha insistido en que la información de que dispone el Sindic, que es oficial, es escasa y a veces tardía, y que cuando se han pedido cosas como el número de identificación de los agentes, se ha aceptado el hecho de que se lleva pero queda tapado por el chaleco.

Ribó ha denunciado además que el grado de colaboración general por parte de la administración es poca, sea cual sea su color, y que hay poca colaboración en las investigaciones y en la protección jurídica.

Ha insistido en que un modelo de seguridad y orden público va más allá de una herramienta concreta, aunque entiende que se hable de las pelotas de goma, y que se trata de ver qué modelo debe instalarse en la sociedad, basado en valores, que afecten también a la educación de los mossos en el diálogo y la mediación.

Tras afirmar que la policía no resolverá los conflictos sociales, Ribó ha pedido que cuando se le haga intervenir se ponga por delante el valor del diálogo y la mediación, y que esto vaya más allá de lo que en este sentido ese hace ahora.

Sobre lo que se debería utilizar para garantizar el orden público, considera que el Sindic no es quien para hablar de una u otra técnica, pero cree que hacen falta más efectivos, aunque conoce el coste de una actuación tipo alemán en la que se encapsulan las manifestaciones con miles de agentes, pero cree que se debería buscar una medida adecuada.

Más noticias