Público
Público

Rajoy: "Nadie podrá probar que Bárcenas y Galeote no son inocentes"

El presidente del PP ha vuelto a asegurar que "ninguna de estas personas está imputada por ningún tribunal" y que "no están acusados"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mariano Rajoy salió ayer del silencio en el que se había refugiado tras conocerse el martes que el juez Baltasar Garzón sostiene que Luis Bárcenas, tesorero del PP, y el eurodiputado Gerardo Galeote recibieron sobornos de la trama Gürtel por un total de dos millones de euros. Con una lacónica declaración, respaldó a ambos. 'Nadie podrá probar que no son inocentes', pronosticó el líder del PP.

Rajoy había sorteado las preguntas sobre este nuevo escándalo el miércoles en los pasillos del Congreso. Ayer, en cambio, accedió por primera vez a ofrecer su impresión sobre este último capítulo del caso Gürtel desde la distancia, en el Parlamento vasco, y respaldado por la dirección de los conservadores en Euskadi.

En su comparecencia, habló del nuevo Gobierno de cambio en Euskadi y del G-20. Ni palabra de la trama investigada por el juez Baltasar Garzón hasta el turno de preguntas. Entonces, comenzó asegurando que Bárcenas y Galeote 'no están imputados por ningún tribunal' y que 'la propia Fiscalía le ha dicho al juez Garzón que no mande el asunto al Tribunal Supremo porque cree que no hay indicios suficientes contra estas dos personas'. Después les respaldó, aunque sin poner del todo la mano en el fuego: 'Ellos afirman su inocencia y yo estoy convencido de que nadie podrá probar que no son inocentes. Esto es lo que tengo que decir'.

Preguntado sobre el diferente comportamiento del PP ante Bárcenas y Galeote respecto a otros dirigentes conservadores que dejaron su cargo tras conocerse indicios de su implicación, se cerró en banda: 'No tengo nada más que añadir a lo que ya he dicho'.

Ya por la tarde, en un acto a puerta cerrada con presidentes provinciales en Barcelona, el líder del PP recalcó que el partido va a actuar 'con equilibrio y serenidad' porque ni siquiera están imputados.

Por su parte, el PP emitió un comunicado de su tesorero en el que éste calificaba de 'manifiestamente falso' que haya mantenido cualquier relación con Francisco Correa. En este sentido, argumentaba que 'todos' sus ingresos se hallan 'absolutamente justificados'.

El tesorero del PP finaliza su comunicado agradeciendo las muestras de apoyo recibidas y lanzando una advertencia: 'Ejerceré cuantos derechos me concede la Constitución y la ley para defender mi honorabilidad frente a quienes pretenden instrumentarme como ariete contra el Partido Popular'.

El agradecimiento al respaldo recibido llega en un momento delicado para Bárcenas. No es ajeno a las voces que desde su partido reclaman que dimita para poder defenderse de las acusaciones que sobre él vierte el juez Baltasar Garzón.

'Independientemente de que Rajoy le muestre su apoyo en público, lo normal es que le haga renunciar', señala un veterano diputado. Otro compañero de filas añade que 'mientras sigan estas acusaciones lo normal sería que se fuera'. En este sentido, manifiesta que el hecho de que Bárcenas se retirara no sólo sería bueno para el PP, sino 'para la clase política'.

Un importante grupo de dirigentes del PP consultados insisten en que el partido está empezando a hacer una buena oposición y no se puede permitir 'el error' de tener personas bajo sospecha en sus filas. No obstante, no ocultan que de producirse la dimisión de Bárcenas, Rajoy tendría ante sí 'un papelón'. '¿Cómo explicaría entonces que Camps, también aforado y por tanto tampoco imputado todavía, se mantenga en su puesto?', se pregunta un diputado próximo al líder. 'Rajoy sigue bajo la amenaza de que se le acuse de aplicar una doble vara de medir', se lamenta.