Público
Público

Rajoy y casi todo su Gobierno están en Génova para seguir el escrutinio

EFE

El presidente del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy, acompañado por la mayoría de miembros del Ejecutivo, se encuentra ya en la sede de su partido en Madrid para seguir la evolución del escrutinio en Andalucía y en Asturias.

Los ministros de Energía y Turismo, José Manuel Soria, Interior, Jorge Fernández Díaz, y Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert están también en la séptima planta del edificio del Partido Popular en el centro de Madrid.

Se espera también, según fuentes de esta fuerza política, a la ministra de Sanidad, Ana Mato, al titular de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y al de Agricultura, Miguel Arias Cañete.

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, es otra de las asistentes, al igual que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Junto a ellos, desde media tarde, esperan el comienzo del escrutinio la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y los vicesecretarios de Organización y de Estudios y Programas, Carlos Floriano y Esteban González Pons, respectivamente.

Otro de los invitados en la séptima planta, que es donde Rajoy y Cospedal tienen su despacho, es el presidente de Bankia, Rodrigo Rato, quien ya siguió en Génova las jornadas de las elecciones autonómicas, en mayo, y de las generales de noviembre del año pasado.

Con el presidente del Gobierno ha entrado en la sede del partido, en el coche oficial, su mujer, Elvira Fernández, también habitual en esta clase de tardes electorales. Tras el escrutinio, Rajoy viajará a Corea del Sur para participar esta semana en una cumbre sobre seguridad nuclear.

El optimismo entre los dirigentes del PP, según han contado a Efe fuentes del partido, se mantiene en cotas altas a pesar de los bajos índices de participación, tanto en Andalucía como en el Principado.

Que la participación en la primera de estas comunidades se haya situado en cifras bajas no se sabe a quien puede perjudicar, argumentan las fuentes del Partido Popular, si bien reconocen que la formación con más potenciales abstencionistas suele ser el PSOE, lo que entonces beneficiaría a Javier Arenas.

Andalucía acapara las perspectivas más halagüeñas para el Partido Popular, ya que en el Principado la división del voto de centro-derecha entre la fuerza de Francisco Álvarez Cascos y el propio PP, más la baja participación, no favorece en principio a la candidata, Mercedes Fernández.

Si Arenas al final consigue la mayoría absoluta, los populares tendrían el mayor poder territorial alcanzado nunca por un partido político.

Pero habrá que esperar a que se confirme esos 55 escaños que a Arenas le daría el Gobierno andaluz, algo que los sondeos a pie de urna no garantizan.

Más noticias de Política y Sociedad