Público
Público

El Real Madrid espera mejorar sus últimos años en la Champions

Reuters

El Real Madrid comienza el martes su campaña de la Liga de Campeones con una visita al FC Zúrich, esperando mejorar su deprimente trayectoria reciente en el torneo.

El Madrid ha caído en los octavos de final del torneo en las cinco últimas ediciones, perdiendo con la Juventus, el Arsenal, el Bayern de Múnich, la Roma y el Liverpool la pasada temporada, cuando fueron humillados perdiendo con un resultado de 5-0 en el total de la eliminatoria.

Con el Bernabéu como escenario de la final, el Real Madrid, que ganó el último de sus nueves títulos en 2002, tiene un incentivo añadido para hacerlo bien.

"Este equipo desea hacer cosas importantes y a todos nosotros nos gustaría llegar a la final, jugarla y ganarla, porque será en nuestro estadio", dijo el mediocentro Esteban Granero en la página web del club (www.realmadrid.com).

Cristiano Ronaldo espera estar en la alineación titular en el estadio Letzigrund tras comenzar el sábado desde el banquillo el partido de Liga en casa del Espanyol.

El delantero portugués marcó su segundo gol en dos apariciones en liga tras salir como sustituto en la victoria del Madrid por 3-0, aunque el entrenador Manuel Pellegrini cree que hay demasiada atención centrada en él.

"No creo que Cristiano esté llevando mucho peso sobre sus hombros. Creo que solo está siendo mirado con microscopio", dijo Pellegrini.

El chileno prometió también que habría sitio para todos en un equipo plagado de estrellas mundiales.

"Los jugadores que sean seleccionados saben que tienen que hacerlo bien y tienen que desempeñar un papel importante en el juego", dijo. "Todo el mundo va a tener un papel importante en el equipo".

El defensa Raúl Albiol sufrió un golpe en el tobillo en el partido contra el Espanyol pero espera estar listo. Sergio Ramos parece estar completamente recuperado tras tres meses fuera de los terrenos por una tendinitis pero Pellegrini ha preferido no arriesgarle.

Los campeones de Suiza, el FC Zurich, dos veces semifinalistas de la antigua Copa de Europa, hacen su primera aparición en la fase de grupos de la Champions League.

Calentaron el sábado con una victoria por 4-3 en liga contra el Grasshoppers.

El partido ha generado un gran interés y las entradas se vendieron en 39 minutos en la tienda del club la semana pasada, enfadando a los aficionados que habían esperado la cola durante más de seis horas.

Sin embargo, poco de este entusiasmo se vio cuando el Zúrich comenzó la temporada delante de muy pocos aficionados contra el Maribor en la tercera ronda de clasificación.

Más noticias de Política y Sociedad