Público
Público

La rebaja de Moody's dispara el interés del bono español al 6,9%

La prima de riesgo cierra en los 543 puntos básicos. El Ibex esquiva los acontecimientos y sube un 1'2%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lo dijo ayer, miércoles, Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad: 'Se avecinan días de enorme tensión'. Parece que ha acertado: la rebaja de la calificación de la deuda española por parte de la agencia Moody's ha disparado la prima de riesgo y la rentabilidad del bono español a diez años.

La prima de riesgo de España, es decir, el sobrecoste que se paga por comprar bonos españoles a diez años en comparación con los alemanes, ha cerrado en los 543 puntos básicos, tras superar la barrera de los 550. Ayer cerró en 526.

Colocarse a un solo paso del bono basura ha puesto a la deuda española en la picota: el interés del bono español a diez años tocó este jueves el 7%, algo que no se ha visto nunca en la era del euro. Al cierre, ha alcanzado un nuevo máximo desde la era del euro, el 6,916 %, por encima del que Grecia, Irlanda y Portugal fueron rescatadas.

Para muchos analistas la frontera fatídica está en el 7%: a partir de ahí para España sería casi imposible financiarse, lo que podría abocar al país a pedir un segundo rescate, tal como especulaba hace unos días el diario The Guardian.

La Bolsa española, por su parte, ha esquivado hoy los acontecimientos y se ha anotado una subida del 1,22 % que le acerca a los 6.700 puntos. El IBEX 35 ha subido hoy 81 puntos, el 1,22 %, hasta 6.696 puntos. Las pérdidas anuales bajan al 21,83 %.

Excepto Repsol, que bajaba el 0,48 % mientras el barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, se cambiaba a menos de 97 dólares, el resto de los grandes valores subió: Banco Santander un 1,85 %; Inditex, un 1,64 %; Telefónica, un 1,27 %; Iberdrola, un 1,07 %, y BBVA, un 0,94 %.

'Un nivel incompatible con una financiación prolongada en el tiempo sería en torno a una rentabilidad de entre el 7,5% y el 8%'

Aún con estas subidas, los expertos se mantienen escépticos. 'Está claro que la ayuda al sistema bancario español no ha convencido a los mercados y con esta rentabilidad lo que está en dificultades es la financiación del país', dijo Estefanía Ponte, economista de Cortal Consors.

Según esta analista, un nivel incompatible con una financiación prolongada en el tiempo sería en torno a una rentabilidad de entre el 7,5% y el 8%.

La situación todavía puede empeorar: tras rebajar la nota Moody's dijo que podría rebajar aún más la nota española, también citó el 'muy limitado' acceso del Gobierno de España a los mercados de deuda internacional y la debilidad de la economía del país.

La tensión que sufren los mercados afecta especialmente en los últimos días a Italia, país del que algunos analistas decían ayer que tendrá que pedir ayuda a corto plazo, lo que hizo que su prima de riesgo subiera a 486 puntos básicos desde los 473 previos.

Esta presión se notó también en la subasta del Tesoro celebrada ayer en ese país, que aunque logró colocar los 6.500 millones de euros previstos, tuvo que aumentar el tipo de interés que ofrece por ellos hasta el 3,972%, desde el 2,34% de la última vez.

Algunos analistas creen que Italia tendrá que pedir ayuda a corto plazo

Esa tensión se volvió a notar este jueves:  el Tesoro italiano colocó el total de 3.000 millones de euros en bonos a tres años ofrecido, pero tuvo que aumentar el tipo de interés y pagar el 5,30%, muy por encima del 3,91% de la pasada emisión de mayo. Se trata del máximo rendimiento que tiene que ofrecer Italia por sus bonos a tres años desde el pasado mes de diciembre, cuando el país transalpino atravesó uno de los peores momentos económicos.

Tras la emisión, la prima de riesgo de Italia, que se mide con el diferencial entre los bonos nacionales a diez años y sus equivalentes alemanes, ha cerrado en 464 puntos.

Por su parte, la prima de riesgo de Grecia ha cerrado en los 2.707 puntos básicos, inferior a los 2.915 de esta mañana, en tanto que la de Portugal pasaba de los 926 puntos básicos a los 920 del cierre. La prima de riesgo de Irlanda se ha elevado hasta los 592 puntos básicos.