Público
Público

Los rebeldes piden a Argelia que rompa sus relaciones con Trípoli

EFE

El vicepresidente del Consejo Nacional Transitorio de Libia Mohamed Ali Abdala ha pedido al Gobierno argelino que rompa sus relaciones diplomáticas con Trípoli y que reconozca a ese órgano como representante del pueblo libio.

"El Consejo pide a Argelia que tenga una posición más clara en relación a los sangrientos sucesos en Libia y que llame a su embajador en Trípoli", dice Abdalá en una entrevista que publica hoy el diario El Khabar.

Argelia no puede limitarse a ser "un espectador ante las masacres de libios que tienen lugar en sus fronteras", añade.

Para Abdalá, Argelia no puede permitirse ir por detrás de países como Perú o Botsuana, que "han cerrado sus embajadas y han roto sus relaciones con el régimen de Gadafi", y debe adoptar "posiciones que honren las relaciones históricas de los dos países".

Añade que el pueblo libio se ha sentido "decepcionado" por la actitud de Argelia en la última reunión de la Liga Árabe, en la que se decidieron consultas sobre la creación de una zona de exclusión aérea.

"Argelia y Marruecos han tenido actitudes dubitativas en lo que concierne al establecimiento de una zona de exclusión aérea para evitar que Gadafi bombardee a los civiles", dijo Abdalá, para quien esa postura es una forma de apoyo a Trípoli.

El ministro argelino de Asuntos Exteriores, Murad Medelci, reiteró ayer que la posición de Argel respecto a los acontecimientos de Libia "es muy clara y se funda en el principio de no injerencia en los asuntos internos de los países".

Abadalá reveló, además, que entre los mercenarios capturados por los rebeldes había algunos con pasaporte de Argelia, aunque no confirmó si eran ciudadanos argelinos.

Argelia fue acusada, al comienzo de las revueltas en Libia, de enviar aviones militares con mercenarios para apoyar a Gadafi, lo que fue desmentido por el Gobierno argelino.

Más noticias de Política y Sociedad