Público
Público

La recuperación de Las Tablas de Daimiel concita el interés de cientos de personas

EFE

La recuperación hídrica del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel está concitando un gran interés entre cientos de personas que han vuelto a recorrer las pasarelas de madera que permiten caminar sobre las recién inundadas tablas fluviales.

Más de 6.000 personas, según las estimaciones del personal del parque nacional, han podido pasar en este mes, coincidiendo con la llegada del agua y la progresiva inundación de este espacio protegido.

Como ejemplo, señalan que los dos últimos fines de semana el incremento de visitantes ha ido en aumento y éste la cifra podría ser incluso superior a los anteriores.

"La gente acude desde todos los puntos de la geografía nacional, vienen de comunidades autónomas muy distintas, pero, también muchos llegan desde el extranjero", comenta uno de las personas que trabaja en la recepción del parque, por dónde pasan todos aquellos visitantes que quieren recibir puntual información de los recorridos que pueden realizar.

Isabel Plaza, una joven madrileña que visita por primera vez el Parque Nacional, comentó a EFE que se marchaba "impresionada" después de ver el parque con tanta agua.

Conocedora de la situación tan grave de sequía que padecía este espacio protegido, no daba crédito a lo que había visto y afirmó que el recorrido por los itinerarios del parque, para ella, "había sido muy especial".

Esta joven no duda en asegurar que volvería en primavera a ver de nuevo Las Tablas de Daimiel, cuando las aves y las plantas hayan vuelto a asentarse en el humedal.

María Pagador, otra joven madrileña que también terminaba su visita al parque, explicó que había conocido la noticia por los medios de comunicación de la recuperación del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel y eso la había llevado a visitarlo.

Las empresas de turismo activo de Daimiel reciben todos los días numerosas llamadas de personas y grupos interesados en que les acompañen para visitar el parque nacional.

Destinos Manchegos es una de estas empresas que organiza visitas guiadas a las Tablas de Daimiel, como la que realizaban un grupo de toledanos que había contratado sus servicios.

En ese grupo iba José Conde, hombre de mediana edad que declaró a EFE que la impresión que se llevaba era "muy agradable" al ver Las Tablas llenas de agua, pero que, sin embargo, echaba el falta una mayor presencia de aves, algo que, dijo, "nos han dicho ocurrirá con el paso de las semanas".

Más noticias de Política y Sociedad