Público
Público

La reforma del actual fondo de rescate se atasca

España comprometerá 83.327 millones para el mecanismo permanente que arrancará en 2013

DANIEL BASTEIRO

Los ministros de Finanzas de la eurozona demostraron ayer que son capaces de anticiparse a las crisis a partir de 2013, pero no de dar carpetazo a la actual. Una reunión extraordinaria del Eurogrupoanunció un acuerdo sobre el funcionamiento del fondo permanente de apoyo al euro, un paso de gigante en la lucha contra los ataques a la moneda única. Entre avales y capital efectivo, la zona del euro comprometerá 700.000 millones a partir de 2013 que garantizarán la posibilidad de movilizar al instante hasta 500.000 millones para auxiliar al país que lo necesite.

Pero hasta 2013, la zona euro deberá solucionar crisis como la de Portugal y otros países sometidos a las dudas de los mercados con un fondo manifiestamente insuficiente. Desde diciembre, los países de la moneda única negocian cómo hacer que los 440.000 millones comprometidos puedan ser prestados sin perder el sobresaliente de las agencias de calificación. La reunión de ayer concluyó de nuevo sin acuerdo sobre cómo se garantizará la capacidad de préstamo y el interés que tendrán que pagar los países que se acojan.

Tanto el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, como la vicepresidenta española, Elena Salgado, aseguraron que el fondo actual no figuraba en el orden del día. Pero el presidente del Eurogrupo sí reconoció que las negociaciones están tan poco avanzadas que la cumbre de pasado mañana no podrá presentar un acuerdo.

Esta asignatura pendiente forma parte de una cascada de acuerdos logrados en las últimas semanas, que serán reivindicados como una "respuesta completa" de la zona euro a los mercados. Entre ellos está el Pacto por el Euro para fomentar la competitividad, el endurecimiento de los castigos al déficit y deuda excesivos o la reforma del Tratado de Lisboa para alumbrar al fondo permanente de apoyo al euro.

A la incertidumbre sobre el fondo actual se le sumó ayer la insostenible crisis política de Portugal, descrita sin ambages por el ministro de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos. La oposición conservadora se niega a apoyar un nuevo paquete de austeridad anunciado por el Gobierno para los próximos años. El refrendo parlamentario está previsto para mañana y, de naufragar, de-sencadenaría probablemente un rescate de la economía portuguesa. Teixeira dos Santos culpó a la oposición de una "crisis política" que "va a crear grandes dificultades al país para acceder a los mercados financieros", alertó. "Es un gran empujón para que caigamos en los brazos de la ayuda externa", añadió, admitiendo por primera vez la posibilidad de un rescate.

Portugal predice su propio rescate por su crisis política interna

Frente a estos nubarrones, el Eurogrupo exhibió ayer el nuevo fondo permanente. A su salida de la reunión, Salgado aseguró que las exigencias de España habían sido "satisfechas". Los miembros de la zona tendrán que de-sembolsar capital por un total de 80.000 millones por si se necesita de inmediato. Además, pondrán a disposición 620.000 millones entre avales y capital movilizable. En virtud de su peso en el BCE, España comprometerá 83.327 millones, un 11,9% del total y una cifra similar a su participación en el fondo actual. Salgado destacó que nada de ese dinero será contabilizado como deuda pública, contra la que la UE mantiene una cruzada, sino como aportación a una institución internacional, por lo que no abrirá un nuevo agujero en las cuentas públicas.

Salgado, además, descartó que el Gobierno vaya a introducir un techo de gasto obligatorio para autonomías y municipios. "Ese no es nuestro esquema", respondió la vicepresidenta desmarcándose de las propuestas del PP al primar "la estabilidad en el ciclo" más que estrictos objetivos "año a año". Que el gasto de las comunidades autónomas pueda suponer un problema para la estabilidad fiscal española fue descartado por el presidente del BCE, quien rechazó la idea de intervenir para estabilizarlas, como le sugirió Ramon Tremosa, eurodiputado de CiU.

Más noticias de Política y Sociedad