Público
Público

Renault asegura que el espionaje no alterará su programa del coche eléctrico

EFE

El presidente de Renault, Carlos Ghosn, aseguró hoy que el caso de espionaje en el que estuvieron implicados tres de sus directivos, que fueron despedidos, no va a retrasar ni alterar sus planes para el desarrollo del vehículo eléctrico.

"En ningún caso", respondió tajante Ghosn en una entrevista a la cadena de televisión 'TF1' cuando se le preguntó sobre posibles cambios en el programa del coche eléctrico a consecuencia de este asunto de espionaje, que se hizo público a comienzos de mes.

"Tenemos que proteger a Renault, que ha hecho una inversión masiva" con su socio Nissan, y frente a posibles infiltraciones "no queremos ser un objetivo fácil", subrayó.

Indicó que "no tenemos ninguna prueba de que la tecnología" del vehículo eléctrico es lo que hayan vendido los tres directivos despedidos, sino "el modelo económico" para su explotación.

A ese respecto, Ghosn subrayó que "la innovación" de Renault con su socio japonés Nissan en este campo son las baterías y la posibilidad de vender esos vehículos de propulsión eléctrica "a un precio asequible", una cuestión sobre la que dijo que llevan "un avance de dos o tres años" a sus competidores.

En lugar de hablar de pruebas de la culpabilidad de los tres directivos acusados, prefirió señalar que en Renault tienen "certidumbres", y explicó que las decenas de personas que han trabajado en la investigación dentro de la empresa llegaron a las "conclusiones" que han servido de base para las decisiones que él ha tomado.

Así recordó que la empresa ha presentado una denuncia "contra X" (al referirse al acusado) y ahora espera "las conclusiones de la justicia" con la que van a "colaborar" y mostrarse "muy discretos".

En cuanto a por qué no acudió a la justicia antes, puesto que recibió las primeras noticias del espionaje a finales del pasado mes de agosto, alegó que "hay que respetar los procedimientos internos de la empresa" y había que forjarse una convicción.

El presidente de Renault no quiso comentar el argumento de la defensa de los tres directivos despedidos, de que tras esta operación lo que en realidad hay es una maniobra de desestabilización contra el grupo francés: "lo veremos cuando concluya la investigación", aseveró.

Más noticias