Público
Público

El rescate de 15 rehenes de las FARC abre la puerta para el fin del conflicto colombiano

EFE

El rescate de 15 secuestrados por la guerrilla de las FARC, entre ellos la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y tres estadounidenses, se transformó hoy en un extendido optimismo sobre el deseado fin del conflicto colombiano.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, declaró a Efe que con el "éxito" de la liberación de esos 15 rehenes "Colombia está más cerca de una pacificación real".

"La única opción que le queda a la guerrilla es encontrar un camino razonable para incorporarse a la sociedad civil y abandonar este conflicto que ha golpeado a Colombia durante tantos años", enfatizó.

Además de Betancourt, también de nacionalidad francesa, y de los estadounidenses Thomas Howes, Keith Stansell y Marc Gonsalves, fueron liberados once policías y militares en la operación realizada hoy por el Ejército colombiano en el sur del país.

Todos ellos llevaban más de seis años en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y formaban parte del grupo de secuestrados canjeables por medio millar de presos rebeldes.

El papa Benedicto XVI expresó su alegría al conocer la noticia, que -dijo- "produce mucha satisfacción y motivos de esperanza".

Según el portavoz del Vaticano, el jesuita Federico Lombardi, el pontífice destacó que las liberaciones suponen una "señal de esperanza en el camino hacia la pacificación de esa nación que tanto ha sufrido por la violencia".

Para lograr esa paz, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó al grupo insurgente a liberar incondicionalmente a todos los secuestrados que mantiene en su poder, "de cuya seguridad son responsables".

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, envió un "abrazo fraternal" a los 15 rescatados y agregó que espera que estas liberaciones sean "un paso importante" para la "reconciliación de todos los colombianos".

Su colega de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz 1987, Óscar Arias, expresó su alegría por la liberación de Betancourt, hecho que calificó como "un paso hacia un futuro de paz" en Colombia.

Mientras, la jefa de Estado de Chile, Michelle Bachelet, sostuvo que el rescate de la dirigente política es "un éxito de la democracia, de la paz y de la libertad".

En la misma línea se manifestó el presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, Ricardo Alarcón, quien deseó desde Brasilia que la liberación de los 15 rehenes de las FARC "contribuya a la paz en Colombia" y "no a un agravamiento del conflicto".

El mandatario de Estados Unidos, George W. Bush, felicitó por teléfono a su colega colombiano, Álvaro Uribe, por las liberaciones de hoy y le dijo que "es un líder fuerte", reveló el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Gordon Johndroe,

La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, también felicitó al Gobierno de Colombia y se refirió específicamente al caso de los tres estadounidenses rescatados, al comentar que ya se está trabajando "para que se reúnan rápidamente con sus familias".

Los candidatos a la Casa Blanca, el republicano John McCain y el demócrata Barack Obama, también se manifestaron complacidos con la noticia que hoy dio la vuelta al mundo.

McCain, quien concluir hoy una visita a Colombia se dirigió a México, dijo estar "feliz por el éxito de la riesgosa operación" militar que permitió la liberación de los secuestrados, indicó su oficina en Washington a través de un comunicado.

Su contrincante, el senador Obama, expresó su apoyo a la estrategia de Uribe de no hacer concesiones a las FARC.

La presidencia de turno de la Unión Europea (UE), en manos de Francia desde hace dos días, celebró igualmente las liberaciones y reafirmó su "determinación a seguir movilizada" hasta que se logre la de los otros cautivos.

El Gobierno de Ecuador reiteró que "condena inequívocamente los métodos ilegales que emplean las FARC y otros grupos armados irregulares" y exigió la liberación "inmediata e incondicional" de los demás secuestrados.

Su par de Paraguay destacó "su firme respaldo al proceso de paz" de Colombia y sostuvo que "hace votos por una solución definitiva al conflicto interno".

En Nicaragua, el canciller Samuel Santos anotó que el rescate "es una etapa dentro de varias etapas" de un conflicto que debe culminar con el diálogo y la negociación.

Desde Perú, el presidente Alan García recalcó que la operación militar fue producto de la "constancia democrática" en Colombia y confirmó que "frente a la violencia no hay negociación".

El mandatario panameño, Martín Torrijos, también habló por teléfono con Uribe para expresarle su satisfacción por la libertad de los rehenes, mientras que el Gobierno dominicano se declaró "regocijado" porque Betancourt y los demás hayan podido reunirse por fin con sus familiares.

Más noticias de Política y Sociedad