Público
Público

La resistencia dice que Micheletti amenaza el diálogo con la restricción a las libertades

EFE

El frente de resistencia que apoya al depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, dijo hoy que el Gobierno de facto "amenaza" el diálogo sobre la crisis política al emitir un decreto que permite cerrar medios de prensa y no poner en vigor el restablecimiento de garantías constitucionales.

"Este es un diálogo con una pistola en la sien", señaló a Efe el dirigente campesino Rafael Alegría, uno de los coordinadores de la resistencia, al insistir en que el Gobierno de facto no sólo no publica el decreto que restaura las garantías, sino que ahora tiene vigente otro que permite el cierre de medios.

El diario oficial La Gaceta publicó el pasado día miércoles el decreto 124-2009 del Ministerio de Gobernación (Interior), que refuerza la potestad de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) de dar seguimiento y controlar los medios de comunicación electrónicos.

El ministro de Gobernación, Oscar Matute, dijo ayer, sábado, que el decreto no había sido publicado, pero el diario local La Tribuna reprodujo hoy La Gaceta del 7 de octubre que lo contiene.

El decreto, basado en la ley del ente regulador, permite "revocar o cancelar el uso de títulos habilitantes, permisos y licencias otorgados por Conatel a los operadores de radiodifusión sonora y televisión que emitan mensajes que generen apología al odio".

También se podrán cerrar medios electrónicos que generen "un régimen de anarquía social en contra del Estado democrático llegando a atentar contra la paz social y derechos humanos", añade.

Alegría apuntó que este decreto y la insistencia del Gobierno de facto que preside Roberto Micheletti en no publicar la derogación del que suspende garantías constitucionales son propias de "un régimen dictatorial".

"En estas circunstancias no puede haber diálogo transparente, es sumamente difícil", porque "estamos bajo represión permanente" y ahora "hay amenaza de ser cerrados más medios de comunicación", enfatizó el dirigente.

El decreto que suspende garantías individuales como las de movilización, reunión y prensa, publicado en La Gaceta el 26 de septiembre, fue derogado el lunes por Micheletti en Consejo de Ministros, pero no entra en vigor porque no ha aparecido en ese periódico oficial.

Ese decreto permitió el cierre, el 28 de septiembre, de Radio Globo y el canal 36 de televisión, que según Micheletti deben acudir a los tribunales de justicia para lograr su reapertura.

Micheletti argumenta que esos medios llamaban a la "insurrección" y a la "violencia".

Alegría enfatizó que las restricciones a las libertades "afectan" el diálogo que desde el miércoles mantienen representantes de Micheletti y Zelaya en busca de una solución a la crisis causada por el derrocamiento de este último el 28 de junio.

Aseguró que si el próximo día 15 de octubre -el mismo plazo dado por Zelaya- el diálogo no resulta en la reinstalación del presidente depuesto, el frente de resistencia "va a llamar a la desobediencia civil y a desconocer absolutamente todo el proceso electoral" que culminará con los comicios del 29 de noviembre.

"Habrá una movilización general que nos puede conducir hasta una huelga general", advirtió.

Las comisiones de diálogo hicieron una pausa este fin de semana, para volver a reunirse el próximo martes, tras culminar el viernes con un avance del 60 por ciento, según ambas partes, en especial sobre la integración de un Gobierno de reconciliación nacional.

Zelaya cumplirá mañana tres semanas en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, adonde llegó por sorpresa, mientras que el frente de resistencia se reunió hoy para definir sus próximas acciones.

Más noticias