Público
Público

La reunión ministerial de la OMC se inicia con el conflicto del banano sin resolver

EFE

La reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) se inició hoy sin que la Unión Europea (UE) y un grupo de países latinoamericanos hayan conseguido resolver en los últimos días su litigio sobre el banano, lo que según algunos podría contribuir al fracaso de la Ronda de Doha.

Los latinoamericanos exigen una rebaja del arancel que impone la UE (176 euros por tonelada) en cumplimiento de sendos fallos arbitrales de la OMC, que dictaminaron que el régimen europeo contraviene el comercio mundial.

Ambas partes mantienen una antigua disputa sobre esta cuestión y por ello pidieron la mediación del director general de la OMC, Pascal Lamy, quien hizo una propuesta que "está en los límites de lo aceptable", según una fuente latinoamericana vinculada al proceso.

La propuesta de Lamy plantea una rebaja del arancel actual a 150 euros a partir del 1 de enero de 2009 y reducciones anuales hasta llegar a 2015 con 116 euros.

Por su parte, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Nicaragua, Guatemala y Bolivia han suscrito una propuesta que defiende una primera reducción a 141 euros y bajadas anuales que llevarían el arancel a 109 euros en 2014, según una copia a la que Efe tuvo acceso.

Los tres primeros, junto con Colombia, son los principales productores y exportadores de banano de América Latina.

Según las fuentes, las negociaciones iban por buen camino, pero en las consultas que realizó en los últimos días la UE con los países del grupo ACP (África, Caribe y Pacífico), estos reclamaron un "cambio de condiciones".

Ello debido a que, en la complicada trama de las negociaciones en la OMC, la cuestión del banano se solapa con la de productos tropicales, que -según el mandato de la Ronda de Doha- tendrían que ser objeto de una liberalización mayor que el resto del sector agrícola.

El banano de los países ACP entra al mercado europeo con arancel cero

Estas naciones temen que el trato preferencial que reciben en la UE sus exportaciones de banano y otros productos tropicales se erosionen con un eventual acuerdo en la Ronda de Doha.

Por esa razón, aunque los ACP no participan directamente en la negociación sobre el banano, sí influyen fuertemente en la posición de los europeos.

En un juego de regateo, los latinoamericanos les han ofrecido que si aceptan su propuesta en banano están dispuestos a aceptar el retiro de 30 de los 42 productos tropicales que los ACP rechazan sean objeto de recortes arancelarios productos.

Según el texto agrícola que se negocia en la OMC, los productos tropicales serían objeto de un recorte arancelario promedio de 85 por ciento, mientras que los actualmente tienen aranceles de 25 por ciento o menos quedarían en cero.

Según un negociador, si el banano fuera considerado un producto tropical más, el arancel para entrar a la UE caería hasta quedar en 26 euros.

Dijo que el argumento de que los ACP son países muy pobres y requieren un trato especial es sólo parcialmente cierto, ya que, por ejemplo, los países centroamericanos "son más pobres que casi todos los caribeños".

Más noticias de Política y Sociedad