Público
Público

El Rey Alberto II inicia mañana consultas con los partidos mientras crece la tensión entre francófonos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Rey Alberto II recibirá desde mañana a algunos líderes de los partidos políticos belgas, según anunció hoy la Casa Real, mientras aumenta la tensión entre los grupos francófonos tras la ruptura de las negociaciones con los flamencos para formar el nuevo Gobierno federal.

Así lo anunció la Casa Real tras la audiencia que mantuvo hoy el monarca con el presidente de la Cámara de diputados, el democristiano flamenco (CD&V) Herman Van Rompuy, y el del Senado, el liberal francófono (MR) Armand De Decker.

El Rey los recibió para conocer los resultados de los contactos que mantuvieron, como les encargó el jueves, para buscar la reconciliación en materia institucional de los partidos flamencos, el CD&V y el nacionalista N-VA (ambos en coalición), y los francófonos MR y el Centro Democrático Humanista (CDH), ganadores de los comicios del 10 de junio.

En las negociaciones, uno de los grandes asuntos que enfrentan desde hace ya 154 días a los líderes de los partidos democristianos y liberales francófonos y flamencos es la cuestión institucional y la reforma del Estado reclamada por los segundos, lo que les llevó a romper los contactos el pasado miércoles.

Éstos se suspendieron después de que los partidos flamencos aprobaran unilateralmente ese día unas proposiciones de ley que prevén la escisión del distrito electoral de Bruselas-Halle-Vilvorde (BHV).

Los flamencos reclaman que los municipios flamencos de la periferia de Bruselas -donde residen numerosos francófonos- sólo puedan votar por listas flamencas para así frenar el avance de los francófonos.

Sin embargo, la aprobación de esas proposiciones para la escisión de BHV, que debe ser respaldada por el Parlamento nacional, es para muchos una provocación a los francófonos.

En la reunión con Van Rompuy y De Decker, y que se prolongó durante unas dos horas, el monarca fue informado de los contactos mantenidos por ambos con los líderes políticos, para "dialogar sobre cómo seguir adelante con el equilibrio de nuestras instituciones y reforzar la cohesión entre las comunidades" flamenca y francófona, según el comunicado de la Casa Real.

Varios programas de radio y televisión reunieron a los líderes de los partidos vencedores de los comicios en unos debates seguidos con gran expectación tras romperse la negociación por el asunto BHV, lo que propició el aumento de la tensión entre los grandes partidos francófonos, mientras los flamencos mantenían su unidad en su demanda de una gran reforma en el Estado.

En ésta la cuestión del distrito de BHV es uno de los temas más candentes.

En el debate de la cadena privada francófona RTL-TVi el presidente del MR, Didier Reynders, afirmó que "está en el límite de la injuria creer que un francófono pueda aceptar lo que pasó" el pasado miércoles.

Sin embargo, el líder de los socialistas francófonos (PS), Elio Di Rupo, tras recordar que su grupo "no es responsable de nada" -al no estar entre los partidos ganadores de las elecciones- acusó a Reynders de no defender como debe los derechos de los francófonos. "En la defensa de los francófonos, es usted y sólo usted quien degradó la situación", dijo Di Rupo para dejar clara su diferencia de opinión con Reynders, quien será probablemente uno de los líderes a los que recibirá Alberto II.

"Hay que parar y quitarse las caretas", dijo el líder socialista, quien pidió a Reynders "respeto a los francófonos"

Por su parte, la líder del humanista francófono (CDH), Joëlle Milquet, dijo que "la crisis es grave" y la reflexión "debe ir más allá de las tensiones entre el MR y el PS".

Más noticias en Política y Sociedad