Público
Público

Ricky Rubio estará en Londres para ver ganar a España la final

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El base de los Timberwolves de Minnesota Ricky Rubio se ha mostrado hoy convencido de que España ganará el oro en los Juegos Olímpicos de Londres, adonde acudirá en agosto próximo "para ver en directo cómo ganan la final".

Rubio espera viajar a la capital inglesa el 6 o 7 de agosto (el 12 se disputa la final de baloncesto) y celebrar con sus compañeros la consecución del ansiado título olímpico, el único que le falta a la selección española en su palmarés.

"Ya que yo no participo, puedo meterles un poco de presión, y decir que estoy seguro de que van a ganar el oro", ha manifestado el internacional español, quien ha advertido, no obstante, que Estados Unidos "no será el único rival" sino que hay otras selecciones "con grandes plantillas" que aspira a subir a lo más alto del podio.

Antes de viajar a Londres, Ricky tiene otras dos citas ineludibles. La primera, del 8 al 14 de julio, en Banyoles (Girona), en el campus que lleva su nombre y que ha presentado hoy en Barcelona.

"No quería perdérmelo por mi lesión de rodilla y estoy feliz, porque finalmente podré asistir y disfrutar de esta experiencia con los niños", ha apuntado del base catalán, que en el campus contará con la ayuda de sus excompañeros Pere Tomàs y Jordi Trias.

La segunda cita que no se puede perder es la del 30 de julio, fecha en la que ha sido citado en Vail (Colorado) por el doctor Richard Steadman, el especialista que le operó de la grave lesión de ligamentos que sufrió en la rodilla izquierda a principios de marzo pasado en un partido ante Los Ángeles Lakers.

Rubio aterrizó ayer en Barcelona tras pasar una última revisión la semana pasada: "El doctor Steadman me dijo que todo va bien. Ahora puedo caminar completamente, pero tengo totalmente prohibido saltar y correr".

En las próximas seis semanas se dedicará a recuperar la masa muscular que perdió tras la intervención. Y para ello, contará con varios fisioterapeutas de los Wolves, que se irán turnando para no dejar a Ricky solo ni un momento en su recuperación.

El base de El Masnou deja atrás una temporada en la que, pese a la lesión, ha sido nombrado segundo mejor novato del año -por detrás del base de los Cavaliers Kyrie Irving- y se ha convertido en el sexto mejor pasador de la NBA, al promediar 8,2 asistencias en los 41 partidos que ha disputado.

Rubio ha reconocido que, pese que tenía "confianza en hacerlo bien" en su debut en la liga profesional estadounidense, su arranque de temporada superó todas las expectativas y ha apuntado las claves de su rápida adaptación.

"Después de un verano duro a nivel individual -su temporada con el Barcelona no había sido buena-, el 'lock out' de la NBA me vino bien para desconectar un poco y entrenar cosas que necesitaba entrenar. Luego, desde el primer momento me gustó el equipo, los sistemas de juego y me acoplé muy bien", ha subrayado.

La lesión fue un mazazo, "pero una vez que pasa, ya no puedes borrarlo y solo mirar hacia delante". Sus compañeros en la selección le dieron numerosas muestras de apoyo y esta noche se lo podrá agradecer "en persona", ya que cenará con ellos en Madrid: "Les diré que les voy a echar de menos este verano".

Su puesto en la selección española lo ha ocupado Sergio Rodríguez. "Está claro que su temporada con el Real Madrid no ha pasado inadvertida. Es un jugador con mucho talento que este año lo ha vuelto a demostrar", ha comentado sobre el base canario.

Rodríguez compartirá la dirección del equipo con José Manuel Calderón y Víctor Sada, otra vez tres bases -más Sergio Llull- en una lista de doce.

A Ricky Rubio le parece bien la elección de Sergio Scariolo: "Tener tres bases ayuda mucho al equipo en un campeonato donde juegas muchos partidos muy seguidos, porque siempre pueden haber lesiones".

Tras volver de Londres, encarará la recta final de su recuperación pensando ya en su segunda temporada en la NBA. Tras sentar las bases de la franquicia en el 'draft' de la temporada pasada, los Timberwolves buscan ahora jugadores contrastados.

A Ricky le encantaría que uno de esos jugadores fuera su amigo Pau Gasol pero, pese a los rumores, no cree que el pívot de los Lakers cambie de aires la próxima temporada.

"Creo que Pau es uno de los pilares de ese equipo. Este año, no le han dejado jugar como a él le gusta. Le han puesto un poco como la tercera opción en ataque y así les ha ido, pero creo que no le van a dejar marchar", ha concluido.