Público
Público

Rijkaard apostará por el "juego bonito" cuando vea al Barça capaz de hacerlo

EFE

El entrenador del FC Barcelona, Frank Rikjaard, ha defendido la propuesta de juego vistoso que promueve la entidad como filosofía de club, aunque ha aclarado que éste sólo regresará cuando vea que sus jugadores capaces de alcanzarlo.

Por este motivo, el "juego bonito" parece que deberá esperar en el Barça, si es que ya no lo ha dado por liquidado esta temporada. De entrada, para el partido que hoy disputará el Barcelona en el campo del Villarreal, correspondiente a la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, el juego barcelonista tenderá más a mantener la seguridad defensiva que otro aspecto, como ha destacado el entrenador holandés.

El estandarte del "juego bonito" del Barcelona, el brasileño Ronaldo de Assís, 'Ronaldinho', volverá a perderse un nuevo partido, ya que sigue de baja, sometido a un plan de preparación intensa. No obstante, Ronaldinho fue una jornada más la estrella en la conferencia de prensa previa a un partido.

De su estado de forma y su presumible obesidad, Frank Rikjaard también dijo la suya. "Ronnie está bien y en estado óptimo. Esto es lo que también dice el equipo médico. Está en forma y en buenas condiciones. Pero todavía no sabemos cuándo reaparecerá", apuntó el holandés.

Que esta vez el plan de rehabilitación de Ronaldinho es el definitivo, lo tiene claro Rijkaard, al señalar que ahora "está trabajando bien. Antes fue otro momento. Hace un año no tenía molestias. También lo hemos apartado del grupo para trabajar".

Insistido Rikjaard con el sobrepeso de Ronaldinho, destacado en la prensa de Barcelona y disculpado por el presidente Joan Laporta, el técnico barcelonista bromeó con que para él un jugador gordo es el ex barcelonista y ex madridista Ronaldo, ahora en las filas del Milan.

"Ronaldo sí que estaba gordo. Pero con todo el respeto, sigue siendo uno de los mejores delanteros que he conocido. Yo veo cada día a Ronaldinho y también lo ve el equipo de médicos, y está en buenas condiciones", apuntó.

De los intensos rumores acerca del futuro lejos de Barcelona de Ronaldinho, el entrenador holandés, a requerimiento de un informador italiano que le preguntó acerca de esta cuestión, volvió a defender la figura del brasileño como icono del club.

"Son sólo rumores. No hay nada concreto. Estamos contentos con Ronnie porque representa mucho para el club. Está trabajando y tiene toda la ayuda de sus compañeros. Sigue siendo un jugador que puede marcar aún la diferencia. Por eso está trabajando mucho", añadió.

A Rijkaard también se le preguntó acerca del Madrid y de la supuesta suerte que le ha llevado al frente de la Liga. No cree, en cambio, que el Barça tenga que rezar como apuntó ayer Leo Messi para esperar que el Madrid tropiece. "Tenemos que ganar todos los partidos. A mí no me gusta mirar a otro equipo. Tenemos que ser nosotros", señaló.

Cuando se le insistió sobre la influencia que podría tener el color de la camiseta naranja que viste Iker Casillas, teoría apuntada desde algunos medios de Madrid, para cuajar tan buenas actuaciones, Rijkaard ironizó al señalar: "Yo siempre jugué con los ojos cerrados".

Más noticias de Política y Sociedad