Público
Público

Robert Mugabe optimista de ganar la segunda vuelta de las presidenciales en Zimbabue

EFE

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, que lucha por su supervivencia política en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 27 de junio próximo, lanzó hoy su campaña electoral en Harare expresando su optimismo en el triunfo.

"Puedo asegurarles que todo está preparado para la segunda ronda y que ganaremos", dijo Mugabe ante miles de seguidores de la gubernamental Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF, en inglés) congregados desde la mañana temprano ante la sede central del partido en esta capital.

Mugabe comenzó su discurso a las 14:00 hora local (16:00 GMT) pero la larga espera no desanimó a sus simpatizantes que entonaron canciones partidarias que se remontan a la guerra de la independencia del país y enarbolaron banderas y pancartas de la ZANU-PF.

Según Mugabe, la campaña de la ZANU-PF será en esta ocasión "puerta a puerta" para explicar personalmente a la gente la estrategia del partido, a diferencia con las usuales manifestaciones multitudinarias que llevaba a cabo desde su llegada al poder en 1980.

Mugabe se refirió asimismo al opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MDC) de Morgan Tsvangirai, su rival en la fase final de las presidenciales, tildándolo de "cruzada endemoniada para dividir al pueblo de Zimbabue".

Admitió que en la primera ronda, el 29 de marzo pasado, su partido estaba dividido y concurrió a los comicios "herido", pero que las diferencias han quedado zanjadas y "todo está preparado" para derrotar a Tsvangirai.

Tsvangirai regresó ayer, sábado, a Zimbabue procedente de Sudáfrica, donde vivía desde poco después de las elecciones generales de marzo, para encabezar su campaña electoral de la segunda vuelta.

El líder opositor tenía previsto su regreso el fin de semana pasado, pero lo postergó porque, según denunció el MDC, existía un plan para asesinarlo.

El gobierno de Mugabe, ha rechazado tajantemente las aseveraciones del MDC tildándolas de "propaganda política".

Sin mencionar directamente a Tsvangirai, Mugabe dijo no estar preocupado de que el líder del MDC haya retornado al país.

Sin embargo, el ministro de Justicia zimbabuense y jefe del Comité de la ZANU-PF para las elecciones, Patrick Chinamasa, restó importancia a la influencia de Tsvangirai sobre el electorado.

"El regreso de Tsvangirai no significa nada para nosotros", dijo Chinamasa a Efe antes de la manifestación en apoyo de Mugabe.

La Comisión Electoral de Zimbabue (ZEC) anunció el 2 de mayo que Tsvangirai había obtenido el 47,9 por ciento de los votos contra 43,2 por ciento de Mugabe y era necesaria una segunda ronda de votación debido a que ningún candidato superaba el 50 por ciento de los votos necesarios para una mayoría directa, tal como estipulan las leyes electorales zimbabuenses.

Pese al anuncio de la ZEC, el MDC insiste en que Tsvangirai ganó la primera vuelta con un 50,3 por ciento de los votos, afirma que la verificación del escrutinio fue un "atraco a mano armada" y ha prometido que "arrasará" en la segunda ronda.

Más noticias de Política y Sociedad