Público
Público

Robos de cable en las líneas del AVE a Málaga y Valladolid

Fomento confirma que los nuevos trayectos se inauguran este fin de semana

RAMIRO VAREA

Objetivo: las nuevas líneas del AVE. Quedan pocas horas para la inauguración de los dos trazados de alta velocidad Madrid-Málaga y Madrid-Valladolid, pero a los ladrones les importa poco.

En apenas tres días, los responsables de Fomento han denunciado el robo de cable y material técnico en los trayectos que están a punto de abrirse. A pesar del susto, desde el ministerio aseguran que 'no peligra' la entrada en funcionamiento de los nuevos convoys.

El primer robo tuvo lugar el pasado lunes, aunque no se conoció hasta ayer. La Guardia Civil detuvo a dos personas cuando intentaban apropiarse 2.000 metros de cobre de la vía del AVE en Málaga.

Los dos arrestados, ambos de 44 años y residentes en Osuna (Sevilla), fueron sorprendidos cuando ya habían descolgado el cable de los postes y estaban enrollándolo para transportarlo en un vehículo. Además, los guardias intervinieron dos alicates para extraer el material y una cuerda de unos trece metros que se utilizaba para descolgarlo. Fomento confirmó ayer que el AVE llegará a Málaga el próximo domingo, 'tal y como estaba previsto'.

Otros 140 metros

El sabotaje se repitió ayer de nuevo, esta vez en las vías de la línea Madrid-Segovia-Valladolid, que se inaugura mañana. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), denunció el corte y la desaparición de 140 metros de catenaria, en el kilómetro 5,9 del trazado, a la altura de la carretera de circunvalación de Madrid M-40.

Un tren que revisaba las instalaciones detectó, de madrugada, cómo unos cables cortados pendían de la catenaria. Los técnicos comprobaron entonces la existencia de cortes en las colas de anclaje del sustentador. Los ladrones también manipularon latiguillos de cable de la toma de tierra de la catenaria y de los equipos de señalización. Adif reparó pocas horas después los desperfectos.

Desde Fomento, negaron que exista relación entre ambos sucesos. El precio del kilo de cobre en el mercado negro puede alcanzar los ocho euros, si el cable está pelado.

Por otra parte, un anciano murió ayer calcinado en el incendio de una casa en Granada. Al parecer, el fuego se inició cuando el hombre quemaba cobre extraído de cables del tendido eléctrico.

Más noticias