Público
Público

Rubalcaba asistirá al Congreso del SUP tras meses de conflicto sindical

EFE

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, asistirá hoy en Toledo a la inauguración del IX Congreso Nacional del Sindicato Unificado de Policía (SUP), primera fuerza sindical en la Policía Nacional, tras meses de conflicto colectivo y de fuertes discrepancias con los sindicatos policiales.

Pérez Rubalcaba, que estará acompañado por el director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, tomará la palabra en el acto de inauguración del congreso del sindicato en el que, con toda probabilidad, será reelegido como secretario general José Manuel Sánchez Fornet.

La presencia de la cúpula del Ministerio del Interior en la asamblea del SUP se producirá además después de la reciente celebración por las calles de Madrid de dos manifestaciones multitudinarias de policías en demanda de mejoras laborales y de "dignidad económica y profesional" para los agentes.

Durante el IX Congreso del SUP, que se celebrará hasta el próximo miércoles, los más de 350 delegados del sindicato debatirán diversas ponencias sobre seguridad ciudadana y lucha contra el terrorismo, modelo policial y política sindical, entre otros asuntos.

En el texto referido a la lucha contra el terrorismo, el SUP advierte de que es posible acabar con ETA siempre y cuando los políticos piensen a largo plazo y asuman que "no habrá fotografía del final".

"Nadie pasará a la historia por haber negociado el final, sino que éste será progresivo, lento pero inexorable", asegura el sindicato en el capítulo titulado: "ETA: terrorismo en extinción con capacidad de matar".

El SUP reclama además al Gobierno que no haga un uso político de los éxitos policiales en la lucha contra ETA y que abandone "cualquier tentación o pacto político" que incluya dialogar con los terroristas, porque "alarga el fin del problema y da esperanza a los asesinos y los legitima ante sus seguidores".

Sobre el modelo policial y la seguridad ciudadana, el sindicato reclama la creación de una agencia o instituto nacional de estadística y evaluación de la seguridad ciudadana que evite la "manipulación" y el "maquillaje" que, a su juicio, realiza el Gobierno de los datos sobre criminalidad y eficacia policial.

En opinión de SUP, la manipulación de las cifras de delincuencia es una práctica "perversa y éticamente inaceptable" que se heredó del régimen franquista pero que se ha mantenido en el Ministerio del Interior después de treinta años de sistema democrático.

"Si retocados están los datos de criminalidad, las tasas de eficacia no escapan al maquillaje", asegura el SUP, que ha denunciado la "grave descoordinación" que afecta a la Policía y a la Guardia Civil, que provoca un "derroche en la duplicidad de medios".

Por ello, el sindicato mayoritario ha vuelto a solicitar como ya hizo en su anterior Congreso la unificación de la Policía y la Guardia Civil en un único Cuerpo de Policía del Estado, con competencias en todo el territorio nacional y de naturaleza civil.

"Un solo Cuerpo de Policía estatal sería menos costoso para el Estado y, por lo tanto, para los ciudadanos. Además, un único Cuerpo, por razones obvias, actuaría de forma más coordinada y eficaz, prestando un mejor servicio a la sociedad", afirma.

Para el SUP, ambas policías tienen déficit de personal, lo que les impide cumplir las misiones de forma satisfactoria, algo que quedaría solventado si se produjera la unificación de sus plantillas.

"No es posible justificar que un país en el que hay más de 200.000 policías, los campos estén desprotegidos y la seguridad de los ciudadanos durante las noches, fines de semana y vacaciones sea verdaderamente tercermundista", denuncia el SUP.

Este modelo policial -según el SUP- sería compatible con la pervivencia de una Guardia Civil, de carácter militar pero con muchos menos efectivos, con competencias exclusivas en Policía de Mar, Aire y Fronteras, y que también podría ser destinada como fuerza de paz en conflictos internacionales.

En este contexto, el sindicato mayoritario en el Cuerpo Nacional de Policía cree además que la proliferación de policías autonómicas podría agravar "considerablemente" los problemas de coordinación y duplicidad ya existentes, por lo que "es preciso no generalizar este tipo de policías".

Para el SUP, la situación en el País Vasco es "kafkiana" con una policial integral como la Ertzaintza que no deja espacio a la Policía y la Guardia Civil.

Alerta de que este mismo escenario se puede repetir en Cataluña y en otras CCAA, con lo que "España se convertiría en un auténtico reino de Taifas, donde cada cual haría lo que le pareciera más oportuno".

Ante esta situación, el SUP reclama una nueva ley de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que clarifique el escenario policial y que cuente con el máximo respaldo de los grupos políticos.

Más noticias de Política y Sociedad