Público
Público

Rubalcaba dice que no hay pruebas para pensar que ETA tiene infraestructura en Andalucía

EFE

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha considerado hoy que no hay pruebas suficientes para pensar que ETA dispone de una infraestructura estable en Andalucía, tras la explosión esta madrugada de un pequeño artefacto en la playa de Torremolinos y la localización de una mochila con una pistola.

"¿Quiere decir esto que ETA tiene una infraestructura estable en Andalucía? De ninguna manera. No, no quiere decir eso. Tampoco digo lo contrario", ha asegurado Pérez Rubalcaba.

El titular de Interior ha precisado que el artefacto que estalló esta madrugada en Torremolinos era "pequeño" y contenía un kilo de explosivo y que no hay duda alguna de la autoría de ETA.

Rubalcaba ha explicado también que la mochila hallada en la misma localidad malagueña cerca de una cantera con una pistola en su interior fue encontrada esta madrugada -sin precisar la hora- y que el arma había sido robada por ETA en Francia.

La mochila, ha informado el ministro del Interior, contenía también "algún material que en principio está relacionado con la fabricación de bombas".

También se encontraron dos cargadores con munición 9 milímetros "parabelum", dos pilas de petaca, un temporizador, un reloj-detonador y una riñonera negra.

Este material fue localizado por un chatarrero que se encontraba por la zona, situada al norte de la autovía Málaga-Algeciras y cerca de las obras de construcción de la nueva carretera de circunvalación.

En la misma localidad malagueña estalló una bomba, compuesta por un kilo de explosivo en el interior de un recipiente, sobre las 00.20 horas de hoy en las cercanías del hotel Sol Aloha Puerto de Torremolinos, en la playa de La Carihuela, sin causar heridos, ni daños materiales de consideración.

La explosión del artefacto, colocado en las proximidades del paseo marítimo bajo un puente peatonal situado en la playa, que no resultó afectado por la deflagración, causó aturdimiento a un joven turista de unos 16 años, que fue atendido por los servicios de emergencia.

No hubo previo aviso de la colocación del artefacto, compuesto por un kilo de explosivo en el interior de un recipiente, y que, según pudo comprobar Efe, provocó un agujero de aproximadamente un metro de diámetro y 40 centímetros de profundidad.

En el momento de la detonación había personas en el paseo marítimo, sin que se registraran víctimas ni daños materiales de consideración.

La explosión sobresaltó a un gran número de turistas alojados en hoteles próximos al paseo marítimo, aunque no fue necesario desalojarlos.

La de esta madrugada, es la quinta bomba que explota en las playas españolas este verano contra tres núcleos turísticos del país.

En las investigaciones derivadas del reciente desmantelamiento del "complejo Vizcaya" de ETA se descubrió la intención de la banda terrorista de llevar a cabo una campaña de atentados en Andalucía.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha advertido a los terroristas de que "si no cejan en la violencia serán detenidos, juzgados y encarcelados".

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, ha lanzado un mensaje de "tranquilidad y serenidad" a los andaluces porque, según ha dicho, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado están "cumpliendo con su cometido".

El alcalde de Torremolinos, Pedro Fernández Montes (PP), ha asegurado que la explosión "no va a dañar los intereses turísticos" de esta localidad.

El patronato de Turismo de la Costa del Sol ha considerado que la explosión de La Carihuela es un hecho "irrelevante y sin trascendencia alguna" que no enturbia la imagen de la provincia como un destino seguro para los visitantes.

Más noticias de Política y Sociedad