Público
Público

La ruptura del Banco Base paraliza las 860 prejubilaciones pactadas en CAM

EFE

La ruptura de la creación del Banco Base por el rechazo de Cajastur y las cajas de Extremadura y Cantabria a fusionarse con Caja Mediterráneo (CAM) paraliza las 860 prejubilaciones que habían sido "pactadas y dotadas" en la entidad alicantina, según el sindicato mayoritario de ésta última, SICAM.

Entre otras medidas, el Banco Base tenía prevista la salida de unos 2.200 empleados del grupo, de los cuales 860 eran jubilaciones anticipadas en CAM.

Estas prejubilaciones en CAM ya habían sido contempladas en los presupuestos aunque no se habían llegado a ejecutar.

Ahora quedan "en suspenso y a la espera de ver la nueva situación" ya que las condiciones habían sido suscritas entre el Banco Base y el conjunto de las organizaciones sindicales de las cuatro cajas, y ahora habrá que "volver a negociar" entre la dirección de CAM y los sindicatos con representación en esta entidad.

Para el sindicato mayoritario en CAM, la plantilla está "muy preocupada" por los últimos acontecimientos aunque "dentro de un orden", ya que ven "tranquilizador" la actitud del Banco de España de no intervenir la entidad y de, en principio, aceptar la petición al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB)

Según SICAM, "la intervención era lo más temido por los trabajadores", y ahora se observa que esta amenaza "se ha alejado" y que CAM ha entrado en una situación similar a la que existía hace varias semanas, que pasaba por la llegada de fondos del FROB, aunque con la novedad de que ahora se pide el dinero sin otros socios.

"Pensamos que estamos igual que las otras cajas que antes formaban el SIP y también en términos parecidos a otros grupos como Mare Nostrum", han comentado.

La plantilla sigue trabajando con normalidad ("parecemos los japoneses después del tsunami") y si aparece algún cliente nervioso se le intenta aclarar que los depósitos están "garantizados", según el responsable sindical.

Más noticias de Política y Sociedad