Público
Público

Ryanair ofrece tarifas de rescate que no lo son

se trata de una maniobra de marketing para aprovecharse y conseguir el mayor número de clientes

SUSANA R. ARENES

A río revuelto de Spanair, Ryanair quiere ser la aerolínea con más pescado capturado. La compañía del irlandés Michael O'Leary está ofreciendo a los viajeros que Spanair dejó tirados tarifas de rescate que no son tales. Aunque no contraviene, desde luego, ninguna norma, sí se trata de una maniobra de marketing para aprovecharse y conseguir el mayor número de clientes.

La aerolínea irlandesa no figura entre las que se han puesto en contacto con el Ministerio de Fomento y la empresa pública de aeropuertos, Aena, para colaborar en el dispositivo organizado a fin de recolocar a los más de 25.000 pasajeros que ha dejado sin vuelo Spanair. Sí están Iberia y su filial, Vueling, además de Air Europa. Con estas aerolíneas, Fomento y Aena acordaron unas tarifas de rescate de entre 60 y 100 euros, según los trayectos.

Desde prácticamente el mismo viernes, según un portavoz de Ryanair, esta aerolínea ofrece vuelos a 49 euros a clientes de Spanair sea cual sea el trayecto y lo hace anunciándolo en su web como una "tarifa de rescate". Con este precio intenta barrer a las verdaderas tarifas de rescate acordadas en el dispositivo especial.

A pesar de que Ryanair no forma parte de él, Aena no discriminará a los viajeros que elijan esta aerolínea para llegar a su destino y también les eximirá de pagar las tasas aeroportuarias, que suponen entre 8 y 10 euros por billete.

Aena recuerda a los pasajeros afectados que deben reclamar la devolución de esas tasas enviando un correo electrónico a vuelosrescateSPANAIR@aena.es.

Por otro lado, UGT acusó ayer de "pésima gestión" a la cúpula de Spanair y advirtió de que "vigilará" el concurso para que los administradores concursales sean "diligentes" con los principales afectados del cierre de Spanair: los más de 5.000 empleados de la aerolínea y de Newco.

 

Más noticias de Política y Sociedad