Público
Público

Qué sacrificios va a exigir el Pacto por el Euro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

EL ACUERDO

Al principio se le llamó pacto por la competitividad y es un acuerdo suscrito por los países de la zona del euro para reducir las diferencias en áreas como la política fiscal, laboral o de pensiones. El objetivo es evitar 'desequilibrios perjudiciales' entre los países de la moneda única, que deberán armonizar sus políticas económicas hasta hacer que sus esfuerzos vayan en la misma dirección.

LOS PACTOS

Angela Merkel es la gran impulsora del pacto, visto en Alemania como la contrapartida a la contribución del país a rescates como el de Grecia o Irlanda. Merkel, que afronta una reválida política este año en forma de elecciones en varias regiones, ha exhibido el pacto como una condición imprescindible para ampliar y flexibilizar el fondo de apoyo al euro actual y crear uno permanente. Aunque Francia no comparte todos sus postulados, Nicolas Sarkozy ha prestado su apoyo a la canciller.

ACTUALIZACIÓN

El acuerdo exige ligar 'la evolución de los salarios a la productividad', una medida que puede acabar con la garantía de mantenimiento del poder adquisitivo de los sueldos que se logra actualmente al vincularse con la inflación prevista y en un porcentaje también con la cláusula de revisión. Para comprobar que en la eurozona un país no pierde competitividad 'se hará un seguimiento durante un periodo de los costes laborales unitarios, comparándolos con la evolución en otros países de la zona del euro y en los principales socios comerciales', según el texto de conclusiones. Los críticos con el acuerdo advierten que la UE abre así la puerta a la competencia en salarios bajos entre países, incluidos socios comerciales con sueldos mucho más bajos, con el objetivo de atraer empresas.

CAMBIOS

Según las conclusiones de la cumbre, en la negociación colectiva debe primar la descentralización a nivel de empresa, mientras que los sindicatos defienden el valor
de los convenios sectoriales y estatales o provinciales, especialmente para las pequeñas empresas. Por otra parte, los sueldos en el sector público no podrán experimentar grandes subidas. Para ganar competitividad en el terreno laboral, el pacto pide liberalizar más servicios y sectores económicos, incluyendo también los horarios comerciales.

CUENTAS PÚBLICAS

España está cumpliendo sus compromisos en materia de reducción del déficit. Sin embargo, el pacto pide que se cree una cláusula legal para prohibir el déficit, similar a la que ya tiene Alemania en su Constitución y planea introducir Francia. Y habrá sanciones para los que no cumplan los límites de déficit.

FORMACIÓN

No directamente. El pacto solicita 'esfuerzos específicos para mejorar los sistemas educativos', la inversión en I+D, la educación permanente o el reciclaje laboral de los trabajadores más veteranos. Además, pide un esfuerzo para homologar títulos y calificaciones académicas.

TRABAJO

No se prevén para España, salvo el desarrollo de las existentes y la negociación colectiva. Las reformas introducidas en el último año se enmarcan en el espíritu del pacto. Las conclusiones piden 'ajustar el régimen de pensiones a la situación demográfica nacional, por ejemplo mediante el ajuste de la edad de jubilación' y 'limitar los planes de jubilación anticipada'.

FISCALIDAD

No. La coordinación fiscal, una de las grandes tareas pendientes de la UE, se ha quedado en un sueño. Los países del Pacto por el Euro buscarán armonizar la base del impuesto de sociedades como un primer paso para realizarlo. Lo que se pretende acordar no es el tipo del impuesto, sino lo que se considera que se puede gravar.

GOBERNANZA

La gobernanza es una pieza más, porque consiste en armonizar políticas económicas, en aplicar las mismas recetas. Sin embargo, cumplir y garantizar que se cumple recae principalmente en los estados miembros. En otras palabras: no hay cesión de competencias a la Unión Europea y las instituciones comunitarias no están plenamente al frente. En la reunión de ayer, los 27 también acordaron nuevas reglas contra el déficit y la deuda, que impondrán multas para los países que gasten hasta superar los límites del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Según esos límites, ningún país debe superar el 3% del PIB de déficit y el 60% de deuda, pero la mayoría de países de la UE superan ambos niveles.

ÁMBITO

Los países que se quieran sumar, podrán hacerlo. De hecho, ayer anunciaron que lo harán Polonia, Bulgaria, Dinamarca, Rumanía, Letonia y Lituania. Sólo se quedarán fuera Reino Unido, Suecia, República Checa y Hungía.

APLICACIÓN

En abril, los países deberán anunciar de manera definitiva y por escrito los ajustes que van a llevar a cabo. En el plazo de un año las medidas tendrán que estar en marcha. La Comisión Europea y los países miembros vigilarán su cumplimiento.

Más noticias en Política y Sociedad