Público
Público

Sakamoto, en la frontera con el ruido

El compositor japonés publica un doble CD e inicia hoy una gira por España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ryuichi Sakamoto habla con calma. A su inglés breve y conciso le añade pausas extrañas, como si hiciera música hablando, interpretando cada uno de los silencios. La charla es tan lenta que hasta se podría pensar que se recrea en los carraspeos y estornudos que intervienen en la conversación. Sakamoto resulta tan sobrio e intrigante como sus discos.

El músico japonés, conocido por sus bandas sonoras, aún vive ensimismado en la curiosidad. Tras recorrer el mundo con la Yellow Magic Orchestra, un trío de tecno-pop que adelantó el uso de sintetizadores, y ganar premios con sus composiciones para cine, Sakamoto regresa con un disco doble.

El primer CD, Playing the piano, es una selección de sus composiciones más conocidas (El último emperador, Mr. Lawnrence) reinterpretadas por él mismo. 'No son autoversiones, sino composiciones adaptadas a como suenan en los conciertos. Algunas no fueron escritas para este instrumento, sino que proceden de ordenadores', defiende el músico, que visita Madrid (hoy), Santiago (día 13), Girona (15), San Sebastián (17), Cartagena (19) y Jaén (20).

'El repertorio variará según los sentimientos que me inspire el público'

'El repertorio variará según los sentimientos que me inspire el público. Me aburriría si tocase siempre lo mismo. Voy con dos pianos. Uno lo manejo con ordenador programado, así que es una especie de dueto conmigo mismo', subraya.

Sakamoto llevaba un lustro sin publicar y lo hace por partida doble. El otro disco que lanza es Out of Noise, un ejercicio experimental muy reconfortante que puede provocar un cierto efecto narcótico. 'He decidido no explicar el significado del título para que quien lo escuche explore su imaginación', asegura.

El músico viajó hasta los confines de Groenlandia mientras componía el disco. 'Ver la naturaleza en ese estado fue un shock. Desnudé mi alma entre el agua y el hielo, en los glaciares del Ártico', comenta. El resultado de tal gélida visión se escucha en el disco, en atronadoras tormentas sonoras como Firewater, en la que Sakamoto lleva al límite la línea que separa la música del ruido.

'Sigo teniendo interés por lo desconocido'

El compositor japonés tiene en su cabeza un amplio rompecabezas musical. Ha estudiado la música africana, indonesia, la bossa nova y el dub jamaicano. 'Sigo teniendo interés por lo desconocido, pero no quiero saquear culturas milenarias', dice.

Conocido por su activismo proambiental, Sakamoto ha programado una gira verde orientada a reducir emisiones de carbono. 'Aún hace falta concienciar a la gente, pero no quiero forzar a nadie que me siga. Soy de esas personas que detestan las reglas', concluye.

Más noticias en Política y Sociedad