Público
Público

Salgado prevé que la recuperación "no será sencilla ni inmediata"

La vicepresidenta presentará un plan para reducir el déficit público

P. G.

La economía española ha dejado atrás la fase más dura de la crisis y encara su recuperación. Pero volver a unas tasas de crecimiento sostenido, "no será ni sencillo ni inmediato". La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, extremó la prudencia y la cautela sobre la evolución económica a medio plazo durante su intervención inicial en la defensa del proyecto de Presupuestos para 2010.

En menos de una hora, la vicepresidenta se refirió en quince ocasiones a la recuperación de la economía española, pero siempre matizándola con algún adjetivo. Así, la recuperación "irá cobrando impulso a lo largo de 2010" (se esperan ya tasas trimestrales positivas del PIB en el segundo trimestre del próximo año), pero "será lenta y difícil". Además, en los próximos meses, ya se verán "síntomas de recuperación de la actividad económica", pero estos datos positivos "convivirán con la continuación de los efectos negativos de la crisis", especialmente en el ámbito del empleo, pues seguirán perdiéndose puestos de trabajo durante la primera parte de 2010. La reactivación "tendrá unos fundamentos más sólidos" gracias al ajuste fiscal y a las reformas que están en cartera, pero "no estará exenta de riesgos".

La presión fiscal aumentará un 0,6% del PIB con la subida de impuestos

Salgado subió a la tribuna para defender "el mejor Presupuesto posible en el difícil contexto económico que vivimos", que intenta conjugar cierta austeridad en el gasto con el mantenimiento de la inversión y de las políticas sociales, sobre todo en la cobertura del desempleo, y a la vez trata de reconducir el elevado déficit público.

Por ello, también, "si queremos hacer lo que no podemos dejar de hacer", los Presupuestos incluyen una subida de impuestos, que la vicepresidenta calificó de "moderada". La retirada de la deducción de 400 euros en el IRPF, la subida del IVA y el endurecimiento de la tributación del ahorro elevarán la presión fiscal en 0,6 puntos del PIB, según Salgado. "Este Gobierno socialista ha bajado los impuestos cuando era posible hacerlo. Y este mismo Gobierno pide a los ciudadanos un esfuerzo por la disminución de los ingresos y la necesidad de financiar las políticas anticrisis sin acumular un déficit inaceptable", declaró.

La economía volverá a crecer a partir del segundo trimestre del próximo año

La UE obliga a España a reducir el déficit del 10% en que cerrará 2009 (como poco) hasta el 3% en 2012. Para explicar cómo lo va a lograr, el Gobierno enviará la semana próxima al Parlamento y a la Comisión Europea su plan económico financiero de reequilibrio, para adecuarse a las normas previstas por el Pacto de Estabilidad, según avanzó Salgado.

Más noticias de Política y Sociedad