Público
Público

Sánchez de León dice que el Ejecutivo gobierna para el consumo interno de Zapatero

EFE

La portavoz del Consell, Paula Sánchez de León, denuncia que el Ejecutivo central "gobierne en clave partidista" dando prioridad a las "negociaciones bilaterales, sólo para consumo interno" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y del PSOE.

Durante los Desayunos de EFE en el hotel Westin, Sánchez de León ha explicado que un ejemplo de "partidismo" con el que actúa el Gobierno es el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2010, donde en lugar de "sentar las bases para volver a recuperar el pulso económico" perdido se ha gobernado "en otra clave".

En este sentido, recuerda que las grandes "beneficiarias" de la inversión presupuestaria del próximo ejercicio son Cataluña y Andalucía, ambas gobernadas por los socialistas, e insiste en que en España se está gobernando "en clave política, partidista y de interés propio", sin que haya además "coordinación" con todas las autonomías.

"Los ciudadanos no están contentos con la acción del Gobierno central, es una evidencia que no responde a la necesidad ciudadana", asegura para añadir que las medidas que se están adoptando son "inconexas" y se plantean desde la "improvisación".

La también consellera de Justicia y Administraciones Públicas destaca que mientras el Ejecutivo prefiere responder a "situaciones concretas" con propuestas "poco reales" que están "ahogando la economía", el Consell ha optado por un "modelo de la coherencia" en el que, "dentro de la dificultad, se están aportando soluciones".

Así, ha defendido las propuestas hechas por el president de la Generalitat, Francisco Camps, en el reciente Debate de Política General, donde anunció un plan de austeridad y una bajada de impuestos que, ha asegurado, es "una medida muy meditada" que busca "devolver la confianza y la solidez al mercado".

El Gobierno valenciano ha hecho el "sacrificio de dejar de adoptar medidas de carácter mas político, más populistas, para tomar otras que vayan de verdad, de raíz, a recuperar la economía", mientras el Ejecutivo central, a su juicio, es incapaz de explicar "cuál es su plan para la recuperación económica".

"El desconcierto y el despropósito es generalizado y los ciudadanos perciben esa realidad", según Sánchez de León, quien pone como ejemplo de la acción del Gobierno central la negociación que ha precedido al nuevo sistema de financiación autonómica.

En su opinión, se ha establecido un modelo que "no ha dado respuesta" a la realidad social de la Comunitat, mientras que sí lo ha hecho con "otras" autonomías, lo que demuestra que el nuevo sistema se ha basado en "pactos bilaterales".

La portavoz del Consell rechaza la responsabilidad de que el resultado para la Comunitat Valenciana no haya sido satisfactorio, tal y como se indica desde la oposición, para insistir en que "el lío" lo ha armado el Gobierno porque "no ha habido una mesa de negociación con criterios claros".

También ha defendido la continuidad de la política de grandes acontecimientos porque "no es una política de lujos ni de fastos ni de ornamento, sino de consolidación de la competitividad" en la que se ha situado a la Comunitat Valenciana en los últimos años.

"Es una apuesta por el bienestar de la gente y que va dirigida directamente" a los ciudadanos de esta región, defiende al tiempo que recuerda que "grandes eventos" como el Gran Premio de Europa de Fórmula Uno tiene una repercusión económica de 4.000 millones de euros.

Más noticias