Público
Público

Sarkozy degustará un menú típicamente británico... cocinado por un francés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro británico, Gordon Brown, ofrecerá mañana al presidente francés, Nicolas Sarkozy, un almuerzo típicamente "British", pero cocinado por un reputado "chef" francés.

En lugar de sus famosas ancas de rana con "foie gras", el galardonado cocinero Raymond Blanc, afincado en Gran Bretaña desde hace 30 años, ha elaborado para la ocasión un menú con productos del país, como salmón escocés y pato de Gressingham (en el este inglés), apunta hoy "The Daily Telegraph".

El banquete, con opción vegetariana, se servirá durante la cumbre franco-británica que se celebrará el jueves en el estadio de los Emiratos del club de fútbol Arsenal, donde Blanc abrió un restaurante hace dos años.

Estarán presentes también varios ministros del gabinete de Brown y Arsène Wenger, el entrenador del Arseñal, un equipo donde, además del técnico, hay varios jugadores franceses.

Blanc, cuyo restaurante "le Manoir aux Quat' Saisons" en el condado de Oxford (sureste inglés) ha recibido dos estrellas de la guía Michelín, intentará tentar a Sarkozy con un buen vino francés: "Sé que no bebe mucho, pero no puedo ofrecerle Coca-Cola ni vino inglés", declaró al "Telegrah".

El chef explicó que se le facilitó una lista con toda la comida que el presidente de Francia ya habría probado, por lo que "el roast beef" (ternera asada al estilo británico) "estaba descartado".

Blanc, que confiesa haber cambiado el menú "cinco veces", está encantado de cocinar para su compatriota, al que admira porque "tiene visión, es audaz y es él mismo", según afirma en declaraciones al periódico.

Mientras Brown y Sarkozy degustan salmón silvestre con copos de bacalao y cintas de pepino en salsa de rábanos, pato en salsa de té de jazmín y peras caramelizadas en brioche, sus respectivas esposas también compartirán mantel en un almuerzo de beneficencia.

Sarah Brown ofrecerá una comida en honor de la flamante Primera Dama francesa, la ex modelo Carla Bruni, en la londinense Lancaster House, para promover la labor de la organización sin ánimo de lucro que patrocina, The White Ribbon, que trabaja para reducir la mortalidad de las mujeres en el parto.

Sarkozy y Bruni llegarán este mediodía al aeropuerto de Heathrow (Londres), donde serán recibidos por el príncipe Carlos, heredero de la Corona británica, y su esposa, Camilla, antes de viajar hasta Windsor (afueras de la capital).

Una vez en Windsor, la pareja será recibida con honores por la reina Isabel II y el duque de Edimburgo, con quienes se trasladarán en carroza hasta el palacio real, en el centro de esa localidad.

Sarkozy y Bruni -que, según la prensa, ha estado practicando una genuflexión para hacer ante la Reina- serán huéspedes de honor de la soberana en el castillo de Windsor, donde se alojarán una sola noche y donde Isabel II les ofrecerá esta noche el banquete de Estado.

Esta tarde, el jefe del Estado francés volverá a Londres para hablar ante las dos cámaras parlamentarias -Comunes y Lores- antes de reunirse con los líderes de la oposición.

El jueves, último día de su visita de Estado, Sarkozy se entrevistará con Brown en la residencia oficial de Downing Street, para después participar en la cumbre en el estadio del Arsenal.

Esta es la primera visita de Estado de un presidente francés al Reino Unido en 12 años, por lo que, según el "Telegraph", Sarkozy está decidido a causar buena impresión.