Público
Público

Sarkozy dice que se ha abierto "una nueva página" entre Francia y Siria

EFE

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, considera que se ha abierto "una nueva página entre Siria y Francia" tras el acuerdo de Doha entre las facciones libanesas, en una entrevista publicada hoy por los principales diarios del Líbano.

Sarkozy llega hoy a Beirut para reunirse con el presidente libanés, Michel Suleimán, y transmitirle su apoyo, por lo que se convertirá en el primer mandatario no árabe en ser recibido por el nuevo jefe de Estado.

"Como dije claramente en El Cairo el pasado 30 de diciembre, volvería a iniciar contactos con Siria si había avances positivos y concretos en el Líbano para que salga de su crisis", dijo el presidente francés a los diarios "L'Orient-Le Jour", "An Nahar", "As Safir" y "Al Mustaqbal".

Entre esos logros, señaló el acuerdo de Doha, alcanzado por los políticos libaneses en mayo pasado en Qatar, la elección del presidente Michel Suleimán y la designación de Fuad Siniora como primer ministro.

"Llamé al presidente (sirio, Bachar) el Asad para expresarle mi deseo de que la aplicación del acuerdo de Doha continúe. También le dije que las negociaciones indirectas de su país con Israel, a través de Turquía, iban por el buen camino y le alenté a proseguir por esa vía", añadió el francés.

Como consecuencia de esa nueva actitud hacia Damasco, Sarkozy explicó que tomó la decisión de invitar a Siria a participar en la Cumbre de la Unión por el Mediterráneo, el 13 de julio.

Para el presidente francés, "el destino del Líbano y de la región están vinculados de modo estrecho. No habrá paz ni estabilidad en Oriente Medio si no las hay en el Líbano".

En la entrevista, Sarkozy también aseveró que el acuerdo de Doha puso "las bases de la reconciliación nacional", y añadió: "Me parece que es un texto equilibrado y ofrece a todo el mundo una salida de crisis sin vencidos y con un solo vencedor, el pueblo libanés".

Señaló que su visita es "excepcional", ya que está acompañado de "los dirigentes de los partidos políticos representados en el Parlamento y del primer ministro".

"El mensaje es claro: no se trata de un asunto de un partido. Nuestra solidaridad hacia el pueblo libanés y nuestro apego a su independencia y soberanía es un asunto de la nación francesa", agregó.

Más noticias de Política y Sociedad