Público
Público

Sarkozy se reúne con Cowen para analizar rechazo irlandés a Tratado de Lisboa

EFE

El jefe de Estado francés, Nicolas Sarkozy, a cargo de la presidencia rotatoria de la Unión Europea (UE), se reúne hoy en Dublín con el primer ministro de Irlanda, Brian Cowen, para analizar el rechazo irlandés al Tratado de Lisboa.

Este es el primer viaje de Sarkozy a Irlanda desde que los irlandeses votaron el pasado 12 de junio "no" al texto europeo, fundamental para el funcionamiento de una Unión ampliada.

El presidente francés se reunirá con Cowen y con el ministro irlandés de Asuntos Exteriores, Michaél Martin, antes de entrevistarse con los líderes de las formaciones de la oposición.

Según indicó Martin, Sarkozy viaja a Irlanda para escuchar y no para "imponer soluciones" al rechazo irlandés.

Puntualizó que Irlanda tomará su propia decisión sobre el acuerdo de Lisboa y agregó que es prematuro decir lo que hará.

Al parecer, Sarkozy se muestra a favor de que haya otra votación en Irlanda para resolver las dificultades que ha presentado el "no".

Irlanda es el único de los 27 miembros de la UE que ha sometido el tratado a una consulta popular.

El acuerdo debe ser ratificado por todos los países de la Unión antes de que pueda entrar en vigor.

Tras su reunión con Cowen, Sarkozy se entrevistará con personalidades que apoyan el "no" al Tratado de Lisboa en la Embajada francesa en Dublín.

El líder del Sinn Fein, Gerry Adams, contrario al acuerdo, ha pedido al "Taoiseach" (primer ministro irlandés) que descarte un segundo referéndum y ha recalcado que "la población irlandesa ha tomado una decisión democrática".

Entre las personalidades que acudirán a la Embajada francesa figura el fundador de "Libertas", Declan Ganley, destacado empresario y crítico del acuerdo de Lisboa; Padraig MacLochlainn, miembro del Sinn Fein; y Richard Boyd-Barrett, representante de la Alianza de la Población antes que los Beneficios.

También estarán el presidente de la Asociación Irlandesa de Ganaderos, Padraig Walshe; el director general de la Confederación de Empleadores, Turlough O'Sullivan, y el secretario general del Congreso Irlandés de Sindicatos, David Begg. EFE

Más noticias de Política y Sociedad