Público
Público

Sarkozy y Zapatero continuarán los esfuerzos para liberar al resto del grupo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, han asegurado que, una vez liberadas las cuatro azafatas españolas y los tres periodistas galos detenidos en Chad, continuarán sus esfuerzos diplomáticos para que el resto de arrestados "vuelvan a casa".

Rodríguez Zapatero y Sarkozy hicieron estas consideraciones durante una declaración conjunta en el aeropuerto madrileño de Torrejón de Ardóz, donde el presidente del Gobierno recibió al Airbus A319 del jefe del Ejecutivo galo, que ha trasladado desde Chad a las cuatro azafatas españolas, que fueron detenidas hace diez días bajo la acusación de ser cómplices de un intento de secuestro de 103 niños por parte de la ONG francesa "El arca de Zoé".

Los dos mandatarios comparecieron ante la prensa, tras reunirse durante unos minutos en el aeropuerto, donde las cuatro azafatas fueron recibidas con abrazos y lágrimas por parte de sus familiares y amigos.

Tras el encuentro, Zapatero y Sarkozy mostraron su profunda satisfacción por la liberación de las azafatas y los periodistas que han vivido "días muy difíciles", según el presidente del Gobierno.

Zapatero agradeció a Sarkozy su colaboración y especialmente el detalle que ha tenido al trasladar a las azafatas a España, al igual que lo hizo con el presidente del Chad, Idriss Déby, por su actitud positiva al permitir la vuelta a casa de las azafatas y de los periodistas.

Pero las gestiones diplomáticas continúan porque, según Zapatero, el objetivo es que los españoles y franceses que aún permanecen allí puedan regresar.

Sarkozy dijo estar contento por haber podido conversar con Zapatero, con el que dijo que ha trabajado conjuntamente desde el principio de la crisis. "Y hemos llegado a un resultado satisfactorio", añadió.

El mandatario francés insistió en que Zapatero sabía todas las iniciativas que él ha adoptado y dijo que los dos tienen la misma voluntad de que vuelvan los españoles y galos retenidos todavía en Chad.

También, agradeció al presidente de Chad su comprensión y ayuda y dijo que "todos tienen que volver a casa, cuales quiera que sean sus responsabilidades", aunque remarcó que se debe respetar la soberanía del país africano y de su justicia, por lo que se mostró prudente a la hora de informar sobre las gestiones diplomáticas.

Tras la breve comparecencia ante los medios de comunicación, Sarkozy mostró su deseo de volver a su país, donde los familiares de los tres periodistas los esperan.

Más noticias en Política y Sociedad