Público
Público

La Seda lanza su fábrica lusa de PTA y prepara expansión en Portugal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La compañía petroquímica española La Seda de Barcelona inició hoy las obras de su planta de Ácido Tereftálico Puro (PTA) en Portugal, país en el que el presidente de la empresa, Rafael Español, quiere ampliar su presencia.

Español destacó que esta planta, que se construirá en la localidad de Sines, situada a 130 kilómetros al sur de Lisboa, contará con "todas las virtudes de eficacia y novedades tecnológicas".

En declaraciones a la prensa tras la ceremonia de colocación de la primera piedra, a la que asistieron el primer ministro, José Sócrates, y el ministro de Economía, Manuel Pinho, el empresario dijo que su compañía estudia la posibilidad de adquirir y ampliar una planta de reciclado en la localidad lusa de Portalegre.

Los planes de expansión de La Seda de Barcelona, a través de su filial Artenius Portugal, incluyen además la adquisición de la totalidad de la firma lusa de reciclado Be Green, de la que actualmente poseen el 19,9 por ciento y que tiene plantas en México y Brasil.

El dirigente de La Seda indicó que su "sueño" sería tener en Sines una empresa integrada de PTA, "preformas" y botellas (PET) y "performance", lo que supondría "un gran futuro" para la sociedad.

El presidente de la compañía española, líder europeo de este sector con 22 fábricas en 11 países, destacó la "eficacia medioambiental" de la nueva fábrica, que supondrá un ahorro del 25 por ciento en costes energéticos.

La unidad fabril de Sines contará con una inversión cercana a los 400 millones de euros, de los cuales 99 serán financiados por el Estado portugués, 39 de ellos a través de ayudas directas y la cantidad restante por medio de beneficios fiscales.

La unidad, situada en la zona industrial y logística de Sines, donde también se sitúa una refinería de la petrolera española Repsol, supondrá la creación de unos 350 puestos de trabajo directos e indirectos y tendrá un volumen de negocios estimado de 500 millones de euros cuando se encuentre a pleno rendimiento.

La planta de Sines tendrá una capacidad de producción de 700.000 toneladas anuales, aunque el presidente de La Seda de Barcelona dijo que en una primera fase será de 400.000 toneladas, de las cuales 300.000 serán exportadas a España y el resto al norte de Europa y el Reino Unido.

Con esta capacidad, la compañía pretende convertirse en el segundo fabricante de PTA de Europa y cubrir el déficit de esta materia prima básica para la producción de varios tipos de poliéster en el Viejo Continente, que importa cerca de 400 toneladas anuales de este producto desde Asia.

Las previsiones apuntan a que la fábrica estará concluida a finales del próximo año, por lo que entraría en funcionamiento en el primer trimestre de 2010.