Público
Público

Uno de cada seis europeos vive en situación de pobreza

La UE alerta de que un 8% de personas con empleo son "trabajadores pobres"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Uno de cada seis ciudadanos de la Unión Europea (UE) es pobre, según los datos hechos públicos ayer en el Encuentro Anual Europeo de Personas en Situación de Pobreza, que se celebra estos días en Bruselas. La Comisión Europea, organizadora del acto, señala que hay 78 millones de europeos en los 27 Estados miembros que luchan a diario por subsistir. Y no son sólo inmigrantes o gente sin hogar.

La Comisión Europea advierte precisamente de que la crisis está generando una nueva clase social afectada por la penuria, la de los llamados 'trabajadores pobres'. Es decir, ciudadanos a quienes tener un empleo no les libra de la miseria. En la UE, el 8% de los trabajadores se encuentra hoy en esta situación.

El Encuentro sobre la Pobreza, que concluye hoy, se celebra en el ostentoso Egmont Palace, cedido por el Gobierno belga para la ocasión. Este año, en su octava edición, el encuentro lleva por título Dónde vivimos, qué necesitamos. No se utilizan eufemismos del tipo 'personas en situación de exclusión', sino que se habla de pobres y de pobreza.

Al encuentro asisten tanto políticos como miembros de ONG. Pero los que de verdad tienen la palabra son una serie de ciudadanos de toda la UE que han acudido invitados y que viven o han vivido en el umbral de la pobreza. Han sido seleccionados por las distintas delegaciones de la Red Europea Anti-Pobreza (EAPN, en sus siglas en inglés). Hay nómadas irlandeses y gitanos españoles, pero también madres solteras o británicos de clase media-baja. Un amplio espectro que muestra que la pobreza en Europa no está solamente ligada a la indigencia.

Francisco Viguer, un jubilado catalán que preside la Asociación de Perceptores de Pensiones Bajas, agarró ayer el micrófono varias veces durante el encuentro para dejar claro que en España 'viudas y viudos están cobrando menos de 400 euros al mes'.

A su lado, María del Rosario Montoya, de 32 años, cuenta que se ha montado por primera vez en un avión para dejar claro en Bruselas 'que los gitanos tienen que tener los mismos derechos que los demás'. Otra participante, Constanza Serrano, de 25 años, es una madre soltera de Zaragoza que ha venido a reivindicar ayudas porque sabe lo difícil que es salir adelante sola.

También han llegado, desde Gales, Rob Walsh y Caroline Hardy, quienes explican que en su condado, por la crisis, muchos Bed & Breakfast han quedado abandonados y, a su vez, están siendo ocupados por gente que no tiene adonde ir. 'Son 10, 12 personas compartiendo un solo baño y acumulando basura, porque nadie se la recoge', explicó Walsh.

Todos coincidieron en subrayar la necesidad de que los bancos no pongan tantas condiciones a la hora de abrir una cuenta bancaria y que la información es primordial antes de meterse en un préstamo.

Una idea que se ha recalcado en estas jornadas es que hace falta mucha más educación financiera. 'Las escuelas tienen que enseñar a llevar un presupuesto, porque mucha gente sobreestima las posibilidades que tiene para devolver un crédito', concluyó Marián Hosek, viceministro checo de Asuntos Sociales (la República Checa tiene actualmente la presidencia de la UE).

Más noticias en Política y Sociedad