Público
Público

El Senado checo aprueba el Tratado de Lisboa y Klaus vuelve a sembrar dudas

Tan solo una hora después de la votación el presidente Checo aseguró que su ratificación "no está en el orden del día"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Senado de la República Checa, país que actualmente preside la Unión Europea (UE), aprobó hoy la ley de carácter constitucional sobre el Tratado de Lisboa, a falta de dos meses para traspasar la Presidencia de turno de la UE y con un apretado margen de apoyos. La decisión debería allanar el camino para su ratificación definitiva con la firma del presidente, el euro-escéptico Vaclav Klaus. Sin embargo apenas una hora después de la votación Klaus volvió a echar sombras sobre el tratado, al asegurar que su ratificación 'no está en el orden del día'.

Antes, indicó, esperará a ver si los parlamentarios opuestos al texto comunitario impugnan su aprobación ante el Tribunal Constitucional y, en ese caso, aguardará al dictamen de la corte. Ya antes, el presidente Klaus había advertido de que sólo estamparía su rúbrica a la ratificación del Tratado de Lisboa después de la prevista repetición de un referéndum al respecto en Irlanda.

El pasado mes de febrero el Parlamento checo ya dio el visto bueno al tratado el pasado mes de febrero con un total de 125 de los 197 diputados presentes en la Cámara.

En la votación, en la que estuvieron presentes 79 de los 81 senadores, 54 lo hicieron a favor, con lo que se superó la mayoría cualificada de tres quintos (48 escaños).

El tratado fue apoyado por socialdemócratas, el grupo mixto y algunos legisladores del euro-escéptico Partido Democrático Ciudadano (ODS). La votación estuvo precedida por la aprobación de un mecanismo legislativo que impide al Ejecutivo ceder competencias a Bruselas sin su consentimiento.

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, calificó hoy de 'muy buena noticia' la decisión del Senado checo y confió en que el trámite restante (su firma por el euro-escéptico presidente del país, Vaclav Klaus) se complete 'tan pronto sea posible'.

'Esta votación refleja el compromiso de la República Checa con una Unión Europea más democrática, responsable, eficaz y coherete', aseguró Barroso en un comunicado.

El presidente del Ejecutivo comunitario añadió que espera que se completen los procesos de ratificación cuanto antes tanto en la República Checa como en los otros Estados miembros en los que restan trámites constitucionales, es decir, Polonia y Alemania.

Además, Irlanda sigue pendiente de convocar un segundo referéndum sobre el Tratado, después de que el 'no' cosechado en ese país en junio de 2008 paralizase la reforma de la Unión Europea. También el presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pöttering, destacó en un comunicado que la aprobación en el Senado checo 'nos lleva muy cerca de una ratificación exitosa' en Praga.

'Confío en que Vaclav Klaus firmará la ratificación tan pronto como sea posible. Nuestra ambición común es que el nuevo Tratado entre en vigor a principios del próximo año', afirmó.

Más noticias en Política y Sociedad