Público
Público

Un serio hombre de teatro y dueño de la comedia, según sus colegas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director y realizador Gustavo Pérez Puig, fallecido hoy en Madrid, a los 81 años, era, según algunos de sus compañeros, un "serio hombre de teatro" que conocía todas sus claves y dominaba las de algo "tan difícil" como la alta comedia de autores como Miguel Mihura o Enrique Jardiel Poncela.

Mario Gas, su sustituto al frente del Teatro Español, que Pérez Puig dirigió de 1990 a 2003, ha subrayado en declaraciones a Efe que el fallecido dedicó su vida al teatro y a la televisión "y el hecho de que tuviera una ideología y una visión de la vida y el mundo" diferente a la suya no le impide reconocer sus méritos.

"Personalmente era muy simpático y me he reído mucho con él. Gustavo llevó todas sus ideas a las últimas consecuencias -se definía como "falangista"- pero a la vez hizo todo lo último de Buero Vallejo y la primera etapa de Alfonso Sastre", ha recordado.

En su opinión, el director madrileño era "un verdadero hombre de teatro" y lamenta que España sea "tan desmemoriada a muchos niveles y tan poco agradecida con la gente, que, poco a poco, queda borrada".

"Lo importante es lo que esas personas han dado al teatro en la época en la que han estado activos. Él mantuvo su ideología y lo que pensaba con todas las consecuencias y estoy contento de que venga a su casa, que es el Teatro Español", donde se instalará esta tarde la capilla ardiente con sus restos.

"Ojalá que ocurriera como con los personajes de su adorado Jardiel y se levantara y nos diera de bofetadas", ha deseado en declaraciones a Efe el empresario teatral Enrique Cornejo, uno de los que más ha trabajado con este "hombre serio e irrepetible".

Su trabajo, ha asegurado, era fácilmente reconocible "por lo riguroso del montaje escénico y la facilidad con la que deambulaban por él los actores en una comedia. Algo dirigido por él era sinónimo de garantía y de calidad".

Además, ha precisado, demostró en sus 14 años dirigiendo el Teatro Español que era "un excelente administrador", porque cada temporada "devolvía dinero al Ayuntamiento".

A su juicio, el fallecido es "una referencia del teatro" de los últimos 60 años, "un maestro, sin ningún lugar a duda, un hombre que aportó muchísimas cosas también desde TVE, porque fue el primero que hizo al 'maldito' Alfonso Sastre y eso encima de que él era tan de derechas", ha recordado.

Se especializó en los grandes montajes de Jardiel Poncela y de Mihura y fue el único que logró tener el "Tenorio" 2 años en cartel, ha subrayado Cornejo, a quien Pérez Puig cedió su primer teatro, el Maravillas.

"El teatro español está teniendo muy mala suerte en los últimos tiempos", ha añadido.