Público
Público

Silencio sobre la futura reunión en Sitges

La prensa española no suele informar sobre el encuentro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El hotel Dolce de Sitges (Barcelona) guarda silencio sobre la razón por la cual desde hace semanas es imposible reservar una habitación en este establecimiento de cinco estrellas entre el 2 y el 6 de junio. Sus instalaciones incluyen un spa con vistas al mar y un campo de golf. Todo muy 'típico' del club, cuyo nombre se debe precisamente al primer hotel donde se reunió el grupo en 1954, según explicó a Público el periodista Jim Tucker, especializado en el grupo y el primero en desvelar dónde tendrá lugar la próxima edición.

España ya fue sede de una reunión del club en 1989, en la isla de A Toxa (Pontevedra), pero pasó prácticamente inadvertida entre los medios de comunicación nacionales. Entre los bilderbergers habituales, figuran representantes de diarios y grupos mediáticos como The New York Times, Le Figaro, Die Zeit y el Grupo Prisa.

Sin embargo, hubo un tiempo en el que la prensa española sí cubría los encuentros de Bilderberg, como el celebrado en Torquay (Inglaterra) en 1977. Aquella edición contó con la presencia del líder de Alianza Popular, Manuel Fraga, quien llegó a copresidir una sesión. Al día siguiente, habló ante la prensa, aunque no ofreció ningún dato relevante. El entonces secretario general de la OTAN, Joseph Luns, fue más explícito al describir como 'muy importantes' los discursos de Henry Kissinger y el canciller alemán Helmut Schmidt.

Más conscientes de lo que implica ser país anfitrión de una reunión del club, los parlamentarios británicos han pedido varias veces explicaciones sobre los gastos en seguridad, el desplazamiento de sus políticos y la represión de los manifestantes que protestaban por su celebración. Los diarios de sesiones de la Cámara de los Comunes incluyen la denuncia que destapó la participación en 1993 del entonces ministro del Interior británico, Kenneth Clarke, y del líder de la oposición, Tony Blair.

Clarke tuvo que admitir que Bilderberg pagó el coste de su alojamiento durante la cita en Grecia, pero aseguró que él pagó el viaje. 'El señor Clarke explicó que él y el señor Blair consideraron que participaban en la conferencia como representantes del Gobierno y de la oposición, respectivamente', según consta en acta parlamentaria. No obstante, ninguno de ellos informó al respecto hasta dos años después.

Más noticias en Política y Sociedad