Público
Público

Un simposio evaluará críticamente la predicción del cambio climático y medidas para frenarlo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Expertos mundiales en cambio climático evaluarán críticamente las proyecciones del IPCC (Grupo Intergubernamental de expertos en Cambio Climático de la ONU) sobre calentamiento global y la eficacia de las medidas tomadas contra éste, en un simposio que se celebrará esta semana en Madrid.

La conferencia, organizada por la Academia de Ciencias Exactas y la Fundación Ramón Areces, analizará los cambios del clima en las escalas histórica y geológica, los mecanismos que generan el calentamiento global y las consecuencias del cambio global, así como otros factores menos conocidos que desencadenan estos efectos.

En el simposio participan como ponentes quince científicos especialistas en campos diferentes y defienden puntos de vista dispares, como el miembro del IPCC José Manuel Moreno Rodríguez y el matemático de la universidad de Michigan William M. Briggs, que destaca las incertidumbres e inexactitudes de los modelos utilizados por el IPCC para predecir los efectos del Cambio Climático.

"Es absurdo poner en duda el cambio climático", aseguró en declaraciones a los medios Antonio Cendrero, geólogo miembro de la Academia de Ciencias Exactas y coorganizador del simposio, pero algunos científicos cuestionan la fiabilidad de los modelos que se utilizan para prever sus consecuencias.

Las previsiones del IPCC "son razonables en función de lo que se conoce y los efectos serán muy serios", por lo que conviene ir tomando medidas ya que, además, éstas tardarán en dejarse sentir, apuntó.

Sin embargo, existen muchas incertidumbres sobre la precisión de las predicciones porque el número de datos, la potencia de cálculo y la comprensión científica de los procesos de cambio climático no son todo lo altas que sería deseable, añadió.

El simposio abordará la efectividad de las soluciones en marcha para luchar contra los efectos del cambio climático, ya que no todas ellas son positivas, en opinión de Francisco García Novo, geólogo de la Academia de Ciencias Exactas.

"No es adecuado apostar por los biocombustibles, porque hacen más daño de lo que curan", señaló García Novo, quien explicó que para cubrir un porcentaje pequeño de las necesidades de biocombustible en Europa se necesita una gran superficie de tierra cultivable, lo que hace aumentar el precio de cereales y provoca problemas ecológicos y sociales en zonas donde se está implantando el cultivo de palma.

La energía nuclear tampoco es la solución, apuntó el ecólogo, porque no hay uranio suficiente -dijo- para abastecer un alto porcentaje de la demanda energética.

Todas las medidas que impulsen el ahorro y la eficiencia del uso de la energía y fomenten la fuentes renovables son positivas, así como los mecanismos de fijación de dióxido de carbono a la tierra como bosques o incluso a la roca, a través de la formación de piedra caliza, señaló.

Los efectos que los gobiernos atribuyen al cambio climático se deben muchas veces a malas políticas ambientales, advirtió el ecólogo, y para solucionar determinados problemas como la pérdida de hábitats es más abordable actualmente actuar en otros factores como la ordenación territorial.