Público
Público

El sindicato de maquinistas cree que el accidente no habría ocurrido con otro sistema de seguridad

El secretario general del Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (SEMAF), Juan Jesús García Fraile, afirma que el sistema de seguridad ERTMS —el que se usa en la alta velocidad— "tiene una menor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general del Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (SEMAF), Juan Jesús García Fraile, afirmó este jueves que el accidente de tren ocurrido junto a Santiago de Compostela no se habría producido si el sistema de seguridad ERTMS estuviese implantado hasta la capital gallega, en vez de funcionar hasta 4 kilómetros antes de la estación.

Según explicó García Fraile en declaraciones a RNE, el sistema europeo de gestión del tráfico ferroviario (European Rail Traffic Management System o ERTMS) es un sistema con señalización lateral en el que el factor humano 'tiene una menor dependencia' que en el caso del ASFA Digital (Anuncio de Señales y Frenado Automático).

Cuando le han preguntado qué habría sucedido si en el tramo donde se produjo el accidente hubiese estado implantado el ERTMS —el que se usa en la alta velocidad— en vez del ASFA Digital, el líder sindicalista respondió: 'No hubiera ocurrido esto'. El motivo por el que en ese tramo no había ERTMS es, según indicó, que la línea 'no está terminada', sino que se interrumpe 4 kilómetros antes de llegar a la estación de Santiago de Compostela.

'Lo ideal es que se hubiera terminado la construcción de la línea en Santiago', declaró Juan Jesús García Fraile, añadiendo que desconoce por qué no se finalizó.

García Fraile añadió que desconoce por qué puede haber ocurrido el accidente, en el que han fallecido al menos 80 personas, pero señaló que 'nunca en un accidente ferroviario hay una sola circunstancia'. En cualquier caso, ha subrayado que 'el mayor pilar en el que se basa el transporte ferroviario es la seguridad', como demuestran 'las estadísticas'. García Fraile señaló que su sindicato no ha tenido acceso a ninguno de los registros, ni conocen las conversaciones ni las velocidades que se hayan dado, pero sí ha destacado que en la zona del accidente 'hay una curva pronunciada'.

El secretario general del SEMAF dijo que de momento no se puede confirmar que el maquinista condujese a 190 kilómetros por hora en el momento en que el tren descarriló y que esa es solo una información que han aportado algunos medios de comunicación. Sin embargo, ha insistido en que el transporte ferroviario 'no es como en la carretera' y 'generalmente no se rebasa' la velocidad permitida.

'Si se rebasa la velocidad, puede ser por alguna circunstancia que ahora mismo desconozco', pero 'no por rebasar la velocidad vas a descarrilar', agregó. En este contexto, afirmó que los maquinistas no sufren presiones para llegar a la hora prevista. 'Normalmente los trenes circulan con puntualidad. Eso de que los trenes llegaban tarde ya no existe, así que presión ya no hay', explicó.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Transporte de UGT, Miguel Ángel Cilleros, ha sostenido que la ausencia del ERTMS no tiene por qué ser la causa del accidente, si bien ha afirmado que ese sistema 'da alguna medida más de seguridad' que el ASFA Digital. 'Tenemos que esperar el final de la investigación. Estoy convencido de que siempre que hay un accidente de estas características no sólo hay un problema, sino que podrá coincidir más de un problema', señaló, en la línea de lo manifestado por García Fraile.

Aunque recalcó que el sistema ferroviario español es un modelo de transporte 'muy seguro', ha apuntado que cuanto más se invierta en tecnología, más fácil será evitar los posibles errores humanos.

Cuando aún no se conocen nuevos datos sobre los motivos que pudieron provocar el accidente que ya ha dejado 80 muertos cerca de la estación de Santiago de Compostela, el sindicato de maquinistas (Semaf), apunta que fue un cúmulo de circunstancias lo que deparó el fatal destino del convoy.

El maquinista que conducía el tren siniestrado llevaba tres años en el centro de trabajo de La Coruña y estaba adscrito al servicio de larga distancia.

'Es un ferroviario con una larga trayectoria en conducción, desde el año 98-2000', ha señalado, al tiempo que ha apuntado que cualquier maquinista, para circular por una infraestructura 'tiene que conocerla'.

El conductor, de 52 años, 'llevaba más de un año operando en esta misma línea', ha dicho, por su parte, el presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar Rodríguez.

En declaraciones a la Cadena Cope, Gómez-Pomar ha añadido que el conductor implicado 'lleva 30 años en la compañía y desde el año 2000 estaba trabajando como maquinista, primero como ayudante de maquinista, desde el año 2003 como maquinista y estaba destinado en el centro de La Coruña desde el año 2010'.

'Venía operando en esta línea prácticamente desde que se pusieron en marcha estos trenes híbridos, el modelo 730, que entró en funcionamiento en junio de 2012. Y, por lo tanto, pues llevaba más de un año operando esta misma línea', ha dicho.

Más noticias en Política y Sociedad