Público
Público

Los sindicatos denuncian manipulación en Telemadrid

Piden el cese del director de informativos por sacar a Zapatero con el sello de ETA

REBECA FERNÁNDEZ

 

"Manipulación informativa" y "desprecio a los valores del periodismo" son sólo algunos de los términos que ayer los comités de empresa de Radio Televisión Madrid emplearon para describir cómo trabajan los servicios informativos de la cadena autonómica. A través de un comunicado, los comités denunciaron lo sucedido en el informativo de Telemadrid del pasado miércoles, cuando en una noticia sobre las actas de ETA colocaron el sello de la banda terrorista sobre las caras del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y del vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

"Radio Televisión Madrid ha vuelto a sobrepasar todos los límites conocidos de la manipulación informativa", manifestaron en el comunicado, donde calificaron de "burda y zafia" esta maniobra "dirigida a identificar a los dos principales dirigentes políticos del país con la organización terrorista ETA".

A juicio de los comités de empresa, se trata de "un desprecio" a los valores del periodismo, la ética y la deontología profesional y "el mayor atentado cometido contra los principios de pluralidad, veracidad y objetividad". Ante "la gravedad" de estos hechos, los comités exigieron el cese inmediato del director de informativos de Telemadrid, Agustín de Grado.

Por su parte, fuentes de la cadena pública consultadas por este diario para recoger su versión rehusaron ayer hacer declaraciones.

Esta no es la primera vez que Telemadrid recurre al sello de ETA. Según recordó ayer Maite Treviño, portavoz de UGT en Telemadrid, en marzo de 2005 el programa sobre los atentados del 11 de marzo Cuatro días que cambiaron España incluyó el anagrama de la banda terrorista sobre las imágenes de la manifestación que tuvo lugar el 12 de marzo de 2004.

"La del pasado miércoles es una más de las muchas manipulaciones que viene realizando Telemadrid desde finales de 2003, cuando entró Manuel Soriano [presidente del consejo de administración del ente] e hizo una redacción paralela que escribe al dictado. Han convertido la sección de informativos en la oficina de propaganda del Partido Popular", manifestó Teresa García, presidenta del comité de empresa y portavoz de Comisiones Obreras.

De igual forma, desde CGT, Carlos Alonso indicó que el problema es que "ya no tienen medida" y calificó de "vergüenza" que este tipo de informaciones se produzca con dinero público.

Por todo ello, la portavoz de UGT consideró que la Comunidad de Madrid debería tomar cartas en el asunto. "Pedimos responsabilidades a quien lo ejecuta, da la orden y quien está en la Puerta del Sol", concluyó Maite Treviño.

Más noticias de Política y Sociedad