Público
Público

Los sindicatos piden cláusula salarial tras subir el IPC al 3%

Campa descarta un escenario de alta inflación y estancamiento económico

PÚBLICO

La inflación ha cerrado el último año en su nivel más alto desde el otoño de 2008: la tasa interanual alcanza en diciembre el 3%, en un contexto de bajo crecimiento y consumo muy moderado. La subida del IPC se ha ido acelerando durante los últimos meses y se ha alejado mucho del crecimiento de los salarios (el incremento pactado en los convenios colectivos ha quedado en el 1,3%), lo que supone truncar una racha de ganancia de poder adquisitivo. Por ello, los sindicatos UGT y CCOO demandaron ayer que la negociación colectiva contemple la posibilidad de incorporar cláusulas de revisión salarial para corregir el impacto de la escalada de los precios.

UGT recordó, en un comunicado, que tales cláusulas están previstas en el acuerdo para tres años firmado con los empresarios hace un año y que establece un compromiso de moderación salarial para hacer frente a la crisis. El sindicato subrayó que ahora sólo el 45,6% de los trabajadores está cubierto frente al incremento del IPC. CCOO, por su parte, señaló que la subida de precios 'perjudica más' a las personas con menor renta y a quienes no tienen capacidad de negociación.

La CEOE rechazó los argumentos de los sindicatos. A juicio de la patronal, sería 'un grave error' para la competitividad de la economía española actualizar salarios y rentas con el dato del IPC de este último diciembre.

La inflación ha escalado con fuerza sobre todo a partir del verano, con la subida del IVA (cuyo impacto todavía no ha terminado de absorberse) y el repunte de los precios del petróleo (en torno al 20% desde entonces). En el último mes del año, se ha sumado la subida del impuesto del tabaco, que añade unas tres décimas a la tasa de IPC, y algunos alimentos. Descontando los elementos más volátiles, los precios de la energía y los alimentos frescos, la tasa de inflación subyacente se queda en el 1,5%.

Los economistas definen con el concepto estanflación a las economías estancadas y con altas tasas de IPC. El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, descartó que esa situación pueda aplicarse a España porque, según dijo, el crecimiento del PIB 'se va a acelerar'. No obstante, también admitió que la tasa de crecimiento de los precios se mantendrá por encima del 3% en los próximos meses, hasta que se termine de asimilar el impacto de las subidas de impuestos.

Para los expertos de la fundación de las cajas de ahorros Funcas, la inflación puede empezar a descender a partir de marzo, si el petróleo no sube más.

Más noticias