Público
Público

Sitios web sobre FIV no suelen explicar riesgos test genético

Reuters

Por Anne Harding

Los sitios web de las clínicasde fertilidad no explican correctamente los riesgos de la pruebapara detectar trastornos genéticos antes de la implantaciónembrionaria en el útero.

El procedimiento, llamado diagnóstico genéticopreimplantación (DPG), sirve para identificar 5000 trastornosgenéticos y, algo más controvertido, para elegir el sexo delbebé. Pero no es 100 por ciento confiable y podría, rara vez,dañar o destruir el embrión.

El equipo del doctor Robert Klitzman, de Columbia University,analizó los sitios web de 83 clínicas que ofrecen el DPG parainvestigar cuán completa era la explicación de esos riesgos.Veintidós clínicas eran hospitalarias o universitarias; el restoeran privadas.

El 35 por ciento de los sitios web analizados indicó laposibilidad de que el test pase por alto el diagnóstico, mientrasque el 18 por ciento señaló el riesgo de que el procedimientodestruya al embrión. El 14 por ciento dijo que el DPG es "nuevo"o "controvertido".

Hubo también diferencias en cuanto el tipo de información queproporcionaron las clínicas hospitalarias o universitarias y laque aportaron las clínicas privadas.

Por ejemplo, el 18 por ciento de las clínicas privadastendieron a mencionar la controvertida práctica de seleccionar elgénero sin causa médica, mientras que no lo hizo ningún centrouniversitario u hospitalario.

De todos modos, las clínicas privadas ofrecieron másinformación sobre los riesgos y los beneficios de DPG; quizásporque los centros universitarios u hospitalarios usan elprestigio de la institución a la que están afiliados, sugirióKlitzman.

Y mientras que las clínicas privadas habrían sido máscomunicativas, el autor agregó que sus sitios web dejaban muchoque desear. Por ejemplo, sólo el 43 por ciento mencionó el riesgode pasar por alto un diagnóstico y el 21 por ciento señaló que elDPG fue riesgoso para el embrión.

La información que las clínicas proporcionan en sus sitioses, básicamente, publicidad, y los consumidores deberíanconsiderarla como tal, señaló Klitzman, director de un nuevoprograma de maestría en bioética en Columbia. Recomendó prestaratención a las citas (por ejemplo, de revistas científicasreconocidas) de cualquier dato en esos sitios.

"Eso habla también de la necesidad de que los médicosdediquen tiempo a revisar el material con los pacientes", agregóel autor.

FUENTE: Fertility and Sterility, octubre del 2009.

Más noticias de Política y Sociedad