Público
Público

Los socialistas franceses lanzan la batalla por su futuro proyecto político y liderazgo

EFE

El Partido Socialista (PS) francés quiso proyectar hoy una imagen de unidad, al adoptar su "Declaración de Principios" y una reforma de sus estatutos en una convención que lanza la batalla por su futuro proyecto político y liderazgo.

Los "tenores" del primer partido opositor en Francia, incluidos los hoy por hoy principales rivales por su dirección, Ségolène Royal y Bertrand Delanoe, acudieron a la Convención Nacional en París, a cinco meses del Congreso de la "renovación".

Este lunes se abre el plazo, hasta comienzos de julio, para la presentación de las "contribuciones" al Congreso de noviembre próximo en Reims, que fijará la línea política del partido y será crucial para la elección, unos días después, del sucesor o sucesora de François Hollande en el puesto de primer secretario.

La de hoy fue una jornada de tregua interna, centrada en ataques al presidente francés, Nicolas Sarkozy, y a la "ofensiva ideológica de la derecha", y en llamamientos a "modificar las políticas europeas", tras el "no" irlandés al tratado de Lisboa.

A dos semanas del inicio de la presidencia francesa de la Unión Europea (UE), el líder del PS dijo que espera de ella "no una enésima remodelación (del tratado) ni un arreglo para saber qué se hace con irlanda, sino la reorientación de las políticas europeas".

Salvo alguna que otra excepción, los socialistas también se esforzaron por acallar sus divisiones sobre Europa, en esta jornada de adopción de la "declaración de principios", en la que el PS se define como un partido "europeo", "reformista" y partidario de "una economía social y ecológica de mercado".

En este "carné de identidad" que sustituye al emitido en 1990, tras la caída del Muro de Berlín, se han eliminado las referencias pasadas a las "esperanzas revolucionarias" y la lucha de clases.

La "declaración de principios" del siglo XXI fue adoptada por 518 votos a favor, tres en contra y 17 abstenciones.

Es "una respuesta a la ofensiva de la derecha", marcada por "la individualización de todas las relaciones sociales", la "legitimación de las desigualdades" y una "forma de sectarismo" de los espíritus, dijo Hollande al clausurar la convención.

La reforma de los estatutos, que adapta el calendario interno del PS al de las elecciones presidenciales francesas -que ahora tienen lugar cada cinco años-, fue refrendada por 506 votos a favor, 25 en contra y siete abstenciones.

En virtud de esa reforma, el PS celebrará dos congresos por quinquenio. Uno "al menos un año" antes de las Presidenciales, seguido en tres meses de la elección del candidato del PS al Elíseo, y otro en el año siguiente a los comicios.

Los dos textos habían sido aprobados por más del 80% de los militantes que participaron en la votación del pasado 29 de mayo, marcada por una baja movilización (menos del 45% de votantes).

Esa baja participación traduce, según los analistas, el cansancio de las bases, tras tres elecciones en 18 meses, incluidas las derrotas en las Presidenciales y Legislativas de 2007, y las maniobras internas de cara a la elección del sucesor de Hollande con la vista puesta ya en la carrera al Elíseo de 2012.

Una batalla cuyo desenlace se perfila hoy muy incierto, con la incógnita adicional de si el PS optará por dotarse de un jefe "presidenciable" o sólo de un jefe de equipo.

Royal, la ex candidata al Elíseo que tiene la vista puesta en 2012 y lanzó oficialmente hace un mes la batalla por la sucesión de su ex compañero sentimental, presentará el próximo día 28 su contribución al Congreso.

Delanoe, reelegido alcalde de París en las Municipales del pasado marzo y que no ha oficializado aún su candidatura a la dirección del PS, pero que ha publicado un libro en el que se declara "socialista" y políticamente "liberal", agotará el plazo para someter su texto.

Tercera en liza en los sondeos desde su reelección al frente de la Alcaldía de Lille (norte), la ex ministra Martine Aubry es vista como una alternativa por quienes rechazan el enfrentamiento entre los dos presuntos "presidenciales" Royal y Delanoe.

Más noticias de Política y Sociedad